17 de abril de 2006

Colombia.- Human Rights Watch exige a Uribe que cese en sus ataques a los medios que denunciaron casos de corrupción

BOGOTA, 17 Abr. (EP/AP) -

El organismo pro Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) exigió este lunes al presidente colombiano, Alvaro Uribe, que cese en sus ataques a los medios de comunicación que han publicado denuncias de corrupción contra su Gobierno y permita a las autoridades judiciales hacer las investigaciones pertinentes.

"Los periodistas tienen la obligación de cubrir estas graves denuncias de corrupción y violaciones a los derechos humanos por parte del servicio de inteligencia de la Presidencia", subrayó en un comunicado de prensa el director de HRW para las Sudamérica, José Miguel Vivanco.

El propio Vivanco hizo referencia a las denuncias publicadas por las revistas 'Semana' y 'Cambio' y por el diario 'El Tiempo' acerca de la supuesta infiltración de narcotraficantes y paramilitares en el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Además, se han registrado denuncias de corrupción en otros tres organismos estatales, un supuesto fraude electoral en 2002 y un presunto complot para asesinar al presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El presidente Uribe garantizó que las denuncias de fraude electoral y la conspiración contra el presidente Chávez son falsas, y que los periodistas quieren erigirse en jueces, cuando todavía no existe ningún pronunciamiento judicial sobre las acusaciones formuladas por el ex jefe de informática del DAS, Rafael García.,.

"Lo que no podemos permitir es que las revistas sustituyan la justicia. Está bien que haya información pero no distorsión contra el gobierno", argumentó Uribe el pasado miércoles.

Según Vivanco, "la respuesta agresiva y descalificadora del presidente Uribe genera preocupantes dudas sobre su compromiso con el esclarecimiento de la verdad". "También tiene un impacto intimidatorio sobre el ejercicio de la libertad de expresión", aseguró.

Vivanco recalcó, además, las denuncias de García en el sentido de que el DAS habría colaborado con paramilitares en una conspiración para ejecutar a varias autoridades venezolanas, entre ellas Chávez y el fiscal Danilo Anderson.

"Lo cierto es que más de un centenar de presuntos paramilitares fueron arrestados cerca de Caracas, la capital venezolana, y unos meses después, Anderson fue ejecutado. Sobre la base del testimonio de uno de los presuntos paramilitares detenidos, autoridades venezolanas han acusado al antiguo director del DAS, Noguera, de tener conocimiento de la presunta conspiración", dijo.