25 de octubre de 2008

Colombia.-Los indígenas que participan en la marcha hacia Cali pedirán tierras a Uribe y que negocie la paz con las FARC

BOGOTÁ, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los indígenas que se dirigen a Cali, capital del departamento colombiano de Valle del Cauca, para reunirse con el presidente, Álvaro Uribe, le pedirán la entrega de 200.000 hectáreas de tierras y que negocie la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según anunció hoy uno de los líderes indígenas, Daniel Piñacué.

"Pediremos que nos entreguen 200.000 hectáreas de tierras en el Cauca, si bien la demanda de nuestro pueblo a nivel nacional es cuatro veces mayor", afirmó Piñacué, quien añadió que los aborígenes también plantearán a Uribe una posible solución pacífica al conflicto armado. "Debemos entender que a plomo, a la fuerza, no solucionaremos nada", subrayó Piñacué en declaraciones recogidas por el diario 'La Nación'.

La cita entre los indígenas y Uribe fue acordada el jueves pasado, después de que el mandatario hablara por teléfono con Piñacué y aceptara la exigencia de los manifestantes de mantener un debate público en Cali sobre su problemática. "Fue una conversación en los mejores términos, muy cordial", resaltó el dirigente indígena, a quien el presidente pidió recientemente investigar por "incitar a la violencia".

Los manifestantes del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) tienen previsto llegar a Cali hacia el mediodía de hoy (tarde de España), completando un recorrido de 120 kilómetros en el que, según los organizadores, participan unas 30.000 personas.

Piñacué agregó que los aborígenes exigirán igualmente el "resarcimiento de su buen nombre", tras haber denunciado Uribe que la protesta está financiada por las FARC. Asimismo, el dirigente manifestó que los nativos pedirán que las fuerzas de seguridad se retiren de sus reservas, la derogación de leyes "lesivas" para el sector agrícola y explicaciones sobre el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos --pendiente de ratificación--, que, según dicen, compromete su supervivencia.

EVO MORALES NO SE UNIRÁ A LA MARCHA

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que le es "imposible" viajar a Colombia a invitación de los pueblos indígenas colombianos para participar en la marcha, aunque dijo que comparte sus exigencias.

"Saludo y respeto una movilización pacífica, sacrificada, como siempre cuando se trata de reivindicaciones sociales", afirmó el mandatario en rueda de prensa en el Palacio Quemado de La Paz. Morales dijo entender las peticiones de "los compañeros marchistas de Colombia" y agregó que respeta "al pueblo colombiano, a los hermanos indígenas y a su Gobierno".