22 de noviembre de 2010

IU rechaza el Tratado europeo de Libre Comercio si no se condiciona al respeto de los Derechos Humanos

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida (IU) y la recién destituida senadora del Partido Liberal colombiano Piedad Córdoba han reafirmado este lunes su posición contraria al Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea con Colombia, que comenzó a negociarse durante la Presidencia española de la Unión, si dicho acuerdo no se condiciona al respeto de los Derechos Humanos en el país iberoamericano.

El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha afirmado tras reunirse con Piedad Córdoba que el Tratado de Libre Comercio es una medida "regresiva" que, a su juicio, "no favorece" un comercio "más justo", resulta "insostenible" desde el punto de vista medioambiental y, sobre todo, no garantiza la preservación de los Derechos Humanos en Colombia.

En este mismo sentido, la senadora Córdoba ha apuntado que no se puede "premiar" a países en los que, como Colombia, existe una "degradación" humanitaria. "El Tratado de Libre Comercio no sólo es un intercambio de mercancías", ha recalcado la ex senadora, para quien un acuerdo de estas características exige que se generen condiciones "que no vayan en contra del pueblo colombiano", esto es, que no haya un desmantelamiento "voraz e indiscriminado" de los recursos del país andino por parte de las multinacionales.

Precisamente esta cuestión será tratada en el Seminario Internacional 'Contextos de aplicación de acuerdos económicos y de garantías de los Derechos Humanos" que se celebrará a partir del próximo 24 de noviembre en el Ilustre Colegio de Abogados de Oviedo y que contará con la presencia de Córdoba, entre otras personalidades.

La senadora colombiana ha recibido el apoyo "sin fisuras" de Izquierda Unida, que ha denunciado, a través de su secretario de Solidaridad y Derechos Humanos, Francisco Pérez, que el procurador general de Colombia haya decidido inhabilitarla "de manera injusta" durante 18 años por su trabajo en defensa de la paz y en favor de una salida negociada al conflicto armado que vive el país suramericano.

A su juicio, ésta ha sido una decisión estrictamente "política", dados los enfrentamientos que Córdoba mantiene tanto con el ex presidente del Gobierno colombiano Álvaro Uribe como con su sucesor, Juan Manuel Santos, que la han acusado de tener "vínculos" con las FARC "sin aportar ni una sola prueba".

LA PARAPOLÍTICA ES "IMPUNE"

Llamazares ha acusado al Ejecutivo colombiano de estar sometiendo a Córdoba, a la que ha elogiado por su "importante" trabajo en favor de los Derechos Humanos y para la superación del conflicto armado que asola Colombia, a un proceso "inquisitorial" que, según ha lamentado, "aún no ha terminado". "Los defensores de los Derechos Humanos son inhabilitados mientras la parapolítica es impune", ha denunciado.

En su turno, la ya ex senadora del Partido Liberal, que lidera el grupo humanitario 'Colombianos por la Paz', ha agradecido a los representantes de IU su respaldo a la labor que lleva adelante para que la búsqueda de soluciones civilistas a la situación en Colombia donde, según ha destacado, "se mantiene la disposición de continuar la guerra".

OTROS APOYOS

Córdoba ha revelado que, en su búsqueda de apoyos internacionales para la consecución de la paz en Colombia, también se ha reunido con Izquierda Republicana y con algunos representantes del PSOE. Además, tiene previsto hacerlo con algún "funcionario" del Gobierno para que España --como miembro del Grupo de Países Amigos de la Paz de Colombia-- sea parte activa del seminario que sobre esta cuestión tendrá lugar en Buenos Aires el próximo enero, según ha precisado el secretario de Relaciones Políticas y Sociales de IU, Enrique Santiago.

La política colombiana también va a recibir el apoyo de más de un centenar de asociaciones que han organizado un acto público en el que leerá un manifiesto que lleva la firma, entre otros, del Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.