4 de junio de 2007

Colombia.- John Frank Pinchao viaja a EEUU donde será "testigo excepcional" en el proceso contra Simón Trinidad

BOGOTÁ, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El subintendente John Frank Pinchao --secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hasta que logró escapar de su cautiverio-- viajó a Estados Unidos donde será "testigo excepcional" en el juicio de la Fiscalía contra Ricardo Palmera, más conocido como 'Simón Trinidad' por el rapto de tres ciudadanos del país norteamericano, Keith Stansell, Thomas Howes y Marc Gonsalves, quienes llevan en poder de la guerrilla desde 2003. Así lo confirmó hoy en Bogotá el director de la Policía colombiana, Oscar Naranjo.

"Ha sido trasladado a Washington el sábado pasado, allí estará tres o cuatro semanas y ha sido requerido por el fiscal de Washington en la investigación de cargos contra 'Simón Trinidad'", declaró Naranjo a los medios en la capital colombiana.

De acuerdo a Naranjo, Pinchao podría haber presenciado, durante los ocho años que permaneció cautivo de la de las FARC, cómo Simón Trinidad cometió secuestros en nombre de la guerrilla.

"Él estuvo privado de la libertad, secuestrado en San Vicente del Caguán y a él le consta que esos secuestros eran el resultado de un concierto para delinquir, en el que participó el señor Trinidad", añadió.

Según informa la emisora colombiana 'RCN', Naranjo dijo que el subintendente viajó con varios de sus familiares y bajo protección. Además, dijo, su salida se adelantó después de las constantes amenazas que Pinchao estaba recibiendo por desvelar las acciones de la citada guerrilla hacia los secuestrados durante su secuestro, que se produjo el 1 de noviembre de 1998 y finalizó cuando logró escaparse el pasado 28 de abril.

Estados Unidos y los agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI) tratan de buscar alguna prueba contundente en el testimonio del subintendente que pueda relacionar a Simón Trinidad con el secuestro de los tres estadounidenses que llevan más de cuatro años cautivos de las FARC.