9 de diciembre de 2010

Colombia.- La liberación de los secuestrados de las FARC podría demorarse un mes, según Piedad Córdoba

BOGOTÁ, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La liberación de los cinco secuestrados que se coprometió a entregar la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) podría demorarse un mes, aclaró este jueves la ex senadora Piedad Córdoba.

Las FARC anunciaron este miércoles la liberación del mayor de la Policía Guillermo Solórzano, el cabo del Ejército Salín Sanmiguel y el infante de Marina Henry López Martínez, además de los concejales Marcos Vaquero y Jorge Armando Acuña.

El Gobierno de Juan Manuel Santos, atendiendo a las exigencias de la guerrillera, ha autorizado a Córdoba para coordinar el operativo humanitario y ha garantizado "todas las condiciones de seguridad requeridas" para que la entrega de los cinco rehenes se haga "a la mayor brevedad posible".

Córdoba, quien se encuentra en Buenos Aires y regresará a Bogotá la próxima semana, comentó que la organización Colombianos y colombianas por la paz iniciarán todas las gestiones con el Gobierno para avanzar en la organización del operativo.

Al ser consultada sobre la fecha en la que se producirán las liberaciones, la ex senadora subrayó que ve poco probable que los secuestrados estén con su familia para Navidad. "Por lo general, después que el Gobierno toma la decisión de avanzar se puede demorar un mes" el proceso, explicó en declaraciones a la cadena Telesur.

Tampoco se ha definido la logística de los operativos porque "hay que esperar las reuniones, cómo sería la liberación, las coordenadas siempre se demoran algún tiempo por lo que significa mover a las personas", acotó.

Para Córdoba, la rápida respuesta de Santos así como la decisión de las FARC de liberar a otros cinco rehenes "son elementos claves hacia el futuro en términos de lo que puede significar para Colombia una salida pacífica al conflicto".

Las FARC tienen en su poder a una veintena de uniformados que pretenden intercambiar por guerrilleros presos en el marco de un eventual canje humanitario. Algunos de los rehenes llevan más de una década en su poder.

La última entrega unilateral tuvo lugar el pasado marzo cuando los rebeldes liberaron al militar Josué Daniel Calvo y al cabo Pablo Emilio Moncayo, este último tras más de 12 años de cautiverio. En ese momento los guerrilleros advirtieron de que no entregarían a más secuestrados hasta que el Gobierno no autorizase el intercambio humanitario.

En los últimos tres años un total de 14 rehenes --ocho políticos y seis militares y policías-- han sido entregados mediante operativos humanitarios encabezados por Córdoba, que han contado con la colaboración de la Iglesia Católica y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).