16 de abril de 2006

Colombia.- Mañana llegará a Colombia para participar en las conversaciones de paz el jefe del ELN, Antonio García

MEDELLIN (COLOMBIA), 16 Abr. (EP/AP) -

Tras permanecer décadas en la clandestinidad este lunes llegará a Colombia el jefe militar del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Antonio García, en un esfuerzo por culminar con éxito las negociaciones de paz con el Gobierno del presidente Alvaro Uribe.

"El objetivo de esta visita es refrendar el compromiso con el Proceso de Paz e imprimir una dinámica a la participación de la sociedad en la construcción de la agenda para un proceso de paz entre el Gobierno colombiano, el ELN y la sociedad", dijo el domingo en un comunicado la Casa de Paz, sede de los diálogos.

García, miembro del Comando Central del ELN y jefe de la delegación de la guerrilla que está dialogando en La Habana con el Comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo, llegará procedente de Caracas, en donde ha permanecido por solicitud del Gobierno colombiano. Está acusado de secuestro, concierto para delinquir y rebelión.

El gobierno venezolano puso a disposición de García un avión especial para esta visita de cinco días. Recientemente el gobierno colombiano decidió levantar la orden de captura contra el guerrillero para facilitar su participación en el proceso de diálogo.

"Venezuela siempre ha dicho que está dispuesta a cooperar en los procesos de paz de Colombia, siempre y cuando lo solicite el gobierno colombiano", dijo a AP el domingo el embajador venezolano en Bogotá, Carlos Rodolfo Santiago.

García se reunirá el lunes en la Casa de Paz con representantes de la sociedad civil y delegados de Suiza, España y Noruega, países que desarrollan el papel de facilitadores para los diálogos exploratorios entre el gobierno colombiano y el ELN.

García, de 50 años, pertenece a la dirección del ELN desde 1983 y ha participado en todos las iniciativas de paz del ELN, iniciadas de Tlaxcala, México, en 1991 y posteriormente en Alemania, Suiza y Cuba.

El ELN ha planteado la posibilidad de una negociación de paz con el gobierno de Uribe, con la condición de que la sociedad civil participe en cualquier acuerdo, el cual debe reflejar la necesidad de reformas económicas, sociales y políticas que no solo permitan la mejora de las condiciones de vida del pueblo, sino la participación de sectores políticos alternativos.

Fundado hace 41 años por jóvenes estudiantes seguidores de la revolución cubana, poco después de la creación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se trata de la mayor guerrilla del país, inspirada en las doctrinas comunistas ortodoxas.