13 de octubre de 2012

La marcha de los 'indignados' por Bogotá se salda con 71 detenidos y al menos 26 heridos

BOGOTÁ, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 71 personas han sido detenidas y al menos 26 han resultado heridas en la marcha que los 'indignados' colombianos han celebrado este viernes en el centro de Bogotá, en la primera gran manifestación contra el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Más de 10.000 personas han marchado por el centro de Bogotá para culminar la bautizada como 'Semana de la Indignación', en la que sindicatos, estudiantes, docentes, facultativos y otros colectivos han protestado contra la injusticia social y la falta de acceso a los sistemas educativo y sanitario, entre otros motivos.

Según informa la prensa colombiana, grupos de encapuchados han atacado con 'papas explosivas' (bombas de fabricación casera), piedras y globos de pintura a las unidades antidisturbios que vigilaban la marcha, mientras que los agentes han utilizado bombas aturdidoras, gases lacrimógenos y chorros de agua para dispersar a los manifestantes.

Uno de los incidentes más graves se ha registrado a las puertas del Banco Central de Colombia, ya que un grupo de encapuchados ha intentado pintar la fachada y los agentes se lo han impedido cargando contra ellos.

Tras dos horas de enfrentamientos entre manifestantes y policías, el balance es de 71 detenidos, uno de los cuales ha sido puesto a disposición judicial acusado de agredir a un agente, y de al menos 26 heridos, de los cuales ocho han tenido que ser trasladados a centros sanitarios por inhalación de humo o lesiones en los tejidos blandos.

Además, se han producido cuantiosos daños materiales en el sistema de transporte público (Transmilenio), en varias sucursales bancarias, en locales comerciales y en el mobiliario público. Las autoridades capitalinas todavía están cuantificando los destrozos, pero algunas fuentes hablan de "pérdidas millonarias".

VERSIONES CONTRADICTORIAS

En este contexto, el secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Asprilla, ha reconocido que "la Alcaldía no ha logrado su objetivo de que la masiva manifestación se llevara a cabo de forma pacífica, ya que ha habido detenidos, heridos y ataques a bienes públicos y privados".

Por ello, ha anunciado que la Alcaldía ha solicitado a la Policía Metropolitana de Bogotá que investigue si hubo excesos por parte de las fuerzas de seguridad. "La Policía dispone de los mecanismos para sancionar, pero --hay que reconocer-- que usó objetos como piedras y 'papas explosivas' que son a todas luces reprochables", ha dicho.

En cambio, el ministro de Interior, Fernando Carrillo, ha considerado que la manifestación se ha llevado a cabo con total normalidad, con muy pocas excepciones. "Lo importante es que el derecho a la protesta social ha estado garantizado por el Gobierno", ha sostenido.

No obstante, el titular de Interior ha lamentado que "algunas personas hayan querido aprovechar las marchas legítimas de las organizaciones sociales para protagonizar hechos violentos", según informa Caracol Radio.