26 de agosto de 2016

Más de 16.000 militares y soldados velarán por la seguridad de las FARC durante su desmovilización

Más de 16.000 militares y soldados velarán por la seguridad de las FARC durante su desmovilización
JOHN VIZCAINO / REUTERS

BOGOTÁ, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha anunciado este viernes que la Fuerza Pública --integrada por policías y militares-- destinará 16.500 efectivos a garantizar la seguridad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante su desmovilización.

Villegas ha explicado que se creará un Comando Conjunto de Verificación, integrado por 1.500 efectivos, que supervisará a los 12.000 integrantes de las Fuerzas Militares y 2.800 miembros de la Policía Nacional "desplegados en distintas acciones de protección".

Estos efectivos garantizarán la seguridad de los guerrilleros y de la población civil que encuentren a su paso durante los traslados de los insurgentes a las zonas veredales y campamentos acordados para su desmovilización.

El Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, ha revelado que este viernes ha comenzado el traslado de algunos guerrilleros de las FARC a estos puntos de concentración, aunque no se completará hasta conocer el resultado del plebiscito que se celebrará el 2 de octubre para que los colombianos aprueben o rechacen el acuerdo de paz.

Los 8.000 guerrilleros que se estima forman parte de las FARC se agruparán en estas zonas y campamentos hasta su plena reincorporación a la vida civil, tanto por su propia seguridad como para constatar la desmovilización total del grupo armado.

Las zonas y campamentos estarán controladas por el Mecanismo de Monitoreo y Verificación, integrado por representantes del Gobierno, las FARC y la ONU. El "componente internacional" estará formado por miembros de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC).

Las partes han acordado unos protocolos de seguridad para "minimizar las potenciales amenazas" contra los guerrilleros desmovilizados. Así, alrededor de las zonas y los campamentos se establecerá un perímetro en el que no habrá presencia de militares y policías.

Esto se complementa con un "acuerdo sobre garantías de seguridad" en el que el Gobierno se compromete a "intensificar con efectividad y de forma integral las acciones contra las organizaciones criminales", incluidas las "sucesoras" de los grupos paramilitares.

TREGUA DEFINITIVA

Por otro lado, Villegas ha aclarado que con el alto el fuego ordenado por el presidente, Juan Manuel Santos, que comenzará el próximo lunes, "se suspenden las acciones ofensivas de la Fuerza Pública y de las FARC, así como la comisión de delitos por parte de la guerrilla".

"Estamos en un cese al fuego del conflicto armado, pero no en un cese de la persecución al delito", ha subrayado. "La Fuerza Pública seguirá cumpliendo su deber constitucional de perseguir el delito cualquiera que sea su autor, esté o no en cese al fuego para otros efectos", ha dicho.

El Gobierno y las FARC firmaron el miércoles un acuerdo de paz tras cuatro años de negociaciones en La Habana para acabar con un conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado más de ocho millones de víctimas.