26 de junio de 2013

Colombia.- Al menos cuatro muertos y 37 heridos en las protestas campesinas en la región de Catatumbo

BOGOTÁ, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro personas han muerto y 37 han resultado heridas a causa de los enfrentamientos que se han producido entre campesinos y policías en la región colombiana de Catatumbo, en el marco de las protestas en demanda de mayores recursos para el campo y para frenar la erradicación de los cultivos ilícitos.

El último enfrentamiento se ha producido este martes, cuando un grupo de campesinos ha intentado tomar el aeropuerto de Aguas Claras, ubicado en el municipio de Ocaña, y los policías se lo han impedido. La prensa colombiana asegura que se han usado piedras, gases y balas.

Como consecuencia de ello, los campesinos Diomar Humberto Angarita y Hermides Palacios, oriundos de zonas rurales del municipio de Teorama, han fallecido, mientras que 10 agentes y otras nueve personas han resultado heridos.

La Policía ha informado de que entre sus heridos hay un agente con impactos de bala y otros con esquirlas por la explosión de una granada de fabricación casera, de acuerdo con el diario colombiano 'El Tiempo'.

Desde el pasado 18 de junio, los campesinos de Catatumbo protestan contra la marginalización a la que --según argumentan-- les somete el Gobierno y en demanda del cese de la erradicación de los cultivos ilegales y de la creación de una zona de reserva campesina.

La protesta se ha radicalizado en la última semana, con intentos de asalto al municipio de Ocaña, que han derivado en choques entre campesinos y la Fuerza Pública que, de momento, se han saldado con cuatro muertos y 37 heridos, contando las víctimas de este martes.

El comandante regional de la Policía, el general Yesid Vázquez Prada, ha denunciado una supuesta infiltración guerrillera en la protesta campesina. "Desafortunadamente hay intereses que igualmente benefician a la guerrilla y por eso están financiando esto", ha dicho.

Vásquez Prada ha considerado que prueba de la presencia de los grupos armados en estas protestas campesinas es el uso de artefactos explosivos de fabricación casera --algunos cargados con metralla-- y de machetes por parte de los manifestantes.

En este contexto, el Gobierno ha accedido esta semana a dialogar con los campesinos del Catatumbo y en las últimas horas ha enviado una delegación ministerial. La Defensoría del Pueblo ha asumido el papel de garante en la mesa de negociaciones.

Hasta que este diálogo surta efecto, las autoridades locales han activado los planes de contingencia y han recomendado a ciudadanos y comerciantes que permanezcan en sus casas y suspendan sus actividades, respectivamente.