18 de marzo de 2015

Colombia militarizará carreteras para controlar la protesta de camioneros

Colombia militarizará carreteras para controlar la protesta de camioneros
JOHN VIZCAINO / REUTERS

BOGOTÁ, 18 Mar. (Reuters/EP) -

Colombia militarizará las principales carreteras del país para evitar bloqueos por un paro de camioneros que ya dura tres semanas y que comenzó a provocar desabastecimiento y alzas en los precios de los alimentos en algunas ciudades, además de dificultades para el transporte de materiales de construcción.

La medida fue anunciada este martes por el Gobierno, que está haciendo frente a los reclamos de un sector de camioneros para que cumpla acuerdos previos que establecen un mínimo en las tarifas de carga y una reducción de los precios de los combustibles mayor a la ordenada por las autoridades.

"En varias carreteras, que han sido identificadas desde el punto de vista de la seguridad pública, el Ejército Nacional hará presencia de manera inmediata para garantizar la libre movilidad de todos los transportadores", ha dicho a periodistas el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez.

Las primeras dos semanas de la huelga indefinida --que comenzó el 23 de febrero-- transcurrieron en calma y los camioneros estacionaron sus vehículos en las inmediaciones de las empresas de carga a las que pertenecen o en los costados de algunas carreteras del país.

Sin embargo, durante los últimos días también se registraron intentos de bloqueos que la policía impidió y que terminaron en enfrentamientos.

Martínez ha asegurado que la gran mayoría de los transportistas quiere salir a "prestar sus servicios y evitar los efectos económicos y sociales que puede tener una protesta social, en los términos en que se pretende llevar a cabo por un sector minoritario".

En Colombia hay unos 397.000 camiones que mueven la mayor parte de las importaciones y exportaciones desde y hacia los principales puertos sobre el Caribe y el Pacífico.

Los dirigentes de transportistas sostienen que además de exigir una reducción de los precios de los combustibles, se oponen a la decisión del Ministerio de Transporte de mantener en 15 años la vida útil de los vehículos de carga, sin impulsar un programa de renovación que apoye a los propietarios.

Las negociaciones entre el Gobierno y un sector de los camioneros que participa en la protesta se rompió de nuevo el martes, pero la ministra del sector, Natalia Abello, ha indicado que está dispuesta a restablecer el diálogo y buscar soluciones concertadas a las demandas.

"Mantenemos nuestra disposición a tener una mesa propositiva sobre la base del respeto a la ley, sobre la base del respeto a la no violencia, con una verdadera voluntad y que conduzca a conclusiones definitivas en pro y beneficio de todos los transportadores de carga", ha declarado Abello.

En ciudades como Bogotá, Medellín y Cali se ha registrado desabastecimiento de algunos alimentos, mientras que sectores como el cementero denunciaron dificultades para transportar el producto entre las plantas de producción y los centros de distribución.

La Fiscalía advirtió de que en eventuales bloqueos podría confiscar los camiones que sean utilizados para evitar la movilización por las carreteras.