24 de agosto de 2015

Ministro de Defensa colombiano: Conseguir la paz "es imposible en menos de 20 años"

BOGOTÁ, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha afirmado este domingo que conseguir la paz "es imposible en menos de 20 años", recalcando que la misma no se logrará inmediatamente después de que se firme un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   "Es necesario hacer que nuestro sector rural converja con el urbano, que es el primer punto de las negociaciones, y eso en menos de 15 años no se logra", ha argumentado, en una entrevista concedida al diario 'El Colombiano'.

   "El reto de poner nuestro sector rural a tono del urbano, es como pasar un país de pobre a desarrollo medio en 20 años, es decir, con seguridad social, carreteras, seguridad, educación, capacidad de infraestructura para comercializar y garantías a las inversiones", ha explicado.

   En este sentido, Villegas ha agregado que "construir un país del tamaño de Centroamérica, con seis millones de habitantes, que se parezcan a la Colombia urbana, es un gran reto".

   Respecto a la posibilidad de integrar en las Fuerzas Armadas a los guerrilleros desmovilizados, el ministro ha sostenido que "no lo ve posible en una primera fase", si bien ha concedido que "cuando se esté en una etapa de plena construcción de paz, cuando serán ciudadanos como el resto, podrán participar en la fuerza pública".

   Así, ha agregado que las Fuerzas Armadas "son las más poderosas de la historia", resaltando que tras la firma de la paz "deben garantizar la seguridad de los desmovilizados y las comunidades, llenar los vacíos que deja el conflicto para que no lo haga el crimen organizado o reductos armados que no acepten la negociación".

   Villegas ha destacado además que "Colombia ha mejorado sus niveles de seguridad infinitamente". "Tenemos un control territorial que es bastante aceptable, comparado con nuestros números históricos, y por lo tanto estamos listos para mantener el orden y la seguridad en el territorio nacional", ha remachado.

   Naciones Unidas indicó el miércoles que la violencia en Colombia ha alcanzado mínimos históricos durante las últimas treguas declaradas unilateralmente por la guerrilla.

   Las FARC anunciaron el jueves que prolongarán el alto el fuego unilateral decretado el mes pasado al considerar que se necesita un "ambiente político apropiado" para poder continuar las conversaciones de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

   La guerrilla inició su último alto el fuego el pasado 20 de julio y, aunque inicialmente dieron por hecho que se prolongaría hasta noviembre, las últimas acusaciones contra el Gobierno pusieron en duda la continuidad de esta iniciativa.

   Los insurgentes han reclamado insistentemente a la Casa de Nariño que se sume al cese de las hostilidades para sellar así una tregua bilateral que ayude a la firma del acuerdo de paz definitivo, pero Santos se niega, alegando que podría fortalecer militarmente a las FARC.

   El diálogo de paz entra ya en su recta final, tras la firma de tres acuerdos parciales sobre desarrollo rural, participación política y drogas. Quedan los puntos más complejos, sobre víctimas, fin del conflicto y ratificación de lo pactado.