17 de mayo de 2006

Colombia.- Un muerto y varios detenidos tras las protestas contra el tratado de Libre Comercio con Estados Unidos

BOGOTA, 17 May. (EP/AP) -

Un manifestante murió y al menos 26 resultaron heridos el martes en los enfrentamientos contra la policía que por segundo día consecutivo protagonizaron campesinos e indígenas que rechazan el tratado de libre comercio con Estados Unidos y la reelección del presidente Álvaro Uribe.

La víctima fue identificada como el indígena Pedro Poscué, originario de la localidad de Buenavista, a 290 kilómetros al suroeste de Bogotá, por el portavoz del Consejo Regional de Indígenas del Cauca (CRIC), Vicente Otero, quien atribuyó la muerte a disparos hechos por la fuerza pública.

Otero dijo que en los choques contra la policía en Piendamó, 340 kilómetros al suroeste de la capital, otros 26 manifestantes salieron heridos.

El ministro de Interior y Justicia, Sabas Pretelt, afirmó en rueda de prensa que las protestas son manipuladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), algo que los indígenas refutaron rotundamente.

"Queremos reiterar a la comunidad que no se dejen utilizar. Ahí hay campesinos buenos, amas de casa y niños que están siendo manipulados por las FARC", expresó el ministro.

En la rueda de prensa, se reprodujo una conversación interceptada entre dos supuestos comandantes guerrilleros denominados "Pachuchino" y "Matías" en la que planificaban cómo tomarse la carretera, algo que las autoridades ordenaron no tolerar, según Pretelt.

Otero refutó la intervención rebelde al afirmar que "en ningún momento ha sido así, ni es así, ni será así, es una convocatoria de la misma gente".

De forma previa, el líder indígena afirmó que "la cosa aquí está grave" ya que la fuerza pública continúa atacando a la gente, aunque se trata de "una manifestación pacífica".

Según el portavoz, la "guardia indígena", una organización que vela por el orden en los territorios asignados a las poblaciones nativas, mantenía "detenidos" a tres policías, que supuestamente salieron golpeados en los choques entre las partes.

"Se les están prestando primeros auxilios por golpes en la cabeza o golpes en la boca o nariz", dijo Otero. Según Pretelt, los policías eran rehenes. Las autoridades utilizaron helicópteros para lanzar gases contra la población, agregó.