20 de noviembre de 2012

Colombia/Nicaragua.- Colombia estudia pedir una revisión del fallo de la CIJ

BOGOTÁ, 20 Nov. (Reuters/EP) -

La ministra de Exteriores colombiana, María Angela Holguín, ha anunciado este martes que su Gobierno está "estudiando" la posible petición de aclaraciones tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que concedió a Colombia la soberanía de siete islotes reclamados por Nicaragua.

La sentencia, inapelable, ha otorgado a Nicaragua una extensa y rica zona marítima en el Caribe de elevado potencial económico, por lo que el Gobierno de Juan Manuel Santos está "estudiando las posibilidades" que plantean los "recursos jurídicos" del tribunal de la ONU.

"Ante todo queremos ser juiciosos y serios en el estudio del fallo", ha explicado Holguín desde la isla de San Andrés, uno de los territorios otorgados a Colombia. Santos ya señaló el lunes que el fallo, de obligado cumplimiento, contenía "omisiones, errores, excesos, inconsistencias", lo que llevó al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a criticar la "falta de seriedad" de Bogotá.

Apenas hay posibilidades de que el fallo sea modificado y, ante esto, Colombia solo tiene la opción de declararse en rebeldía, algo que ha alentado el exmandatario Álvaro Uribe pero que ha sido criticado tanto por juristas como por analistas políticas. "Prefiero que el país tenga que enfrentar fricciones, dificultades diplomáticas a que siga entregando pedazos de la patria a jirones", dijo Uribe.

Sin embargo, el respeto a la sentencia de la CIJ también acarrearía dificultades para el Gobierno, ya que la Constitución establece que todos los cambios relativos a fronteras sean aprobadas a través de una reforma constitucional. El respaldo en el Congreso a estas enmiendas tendría previsiblemente coste político para los partidos que apoyan al Gobierno.

Entretanto, legisladores como el senador liberal Luis Fernando Velasco han propuesto una moción de censura contra la ministra de Exteriores, en aras de depurar "responsabilidades políticas". Velasco ha apostado por "saber quién lo hizo bien, quién lo hizo regular y quién lo hizo mal".