21 de noviembre de 2012

Colombia/Nicaragua.- Colombia estudia "seriamente" dejar de reconocer a la CIJ tras la última sentencia

BOGOTÁ, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Colombia estudia "seriamente" retirarse del Pacto de Bogotá, en base al cual el país sudamericano reconoce la soberanía de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), después de que este tribunal ampliase la soberanía de Nicaragua en aguas del mar Caribe en una resolución reciente.

La sentencia de la CIJ, conocida el lunes, concede a Colombia la soberanía de siete islotes que también reclamaba a Nicaragua pero al mismo tiempo fija nuevos límites marítimos que benefician a este último país, que pasa a controlar una zona de elevado potencial económico.

La ministra de Exteriores colombiana, María Angela Holguín, ha adelantado que el Gobierno estudia "muchas posibilidades" y ha pedido "total tranquilidad", ya que las autoridades tomarán algún tipo de medida, informa 'El Tiempo'. "Ésta no la vamos a pasar así sin más, vamos a entrar a mirar todas las herramientas posibles", ha dicho Holguín, que ha planteado recurrir a las posibilidades que da la propia CIJ.

Sin embargo, en declaraciones ante la Comisión Segunda de la Cámara, ha avanzado una opción drástica: "Estamos estudiando seriamente retirarnos del Pacto de Bogotá". La derogación de dicho acuerdo, firmado en el año 1948, supondría dejar de reconocer la jurisdicción del tribunal de La Haya.

Holguín ha defendido la labor de su Gobierno porque cuando llegó, "desafortunadamente" ya no tenía "absolutamente nada que hacer" en relación al litigio de la CIJ. Sin embargo, al mismo tiempo ha subrayado que "no es momento de mirar culpables o pedir cabezas" y ha llamado a la "unidad".

"En este momento tenemos que rodear a los pobladores del archipiélago, a los pescadores, que son los más afectados de todos", ha pedido la canciller.

Apenas hay posibilidades de que el fallo, de obligado e inmediato cumplimiento, sea modificado y, ante esto, Colombia solo tiene la opción de declararse en rebeldía, algo que ha alentado el exmandatario Álvaro Uribe pero que ha sido criticado tanto por juristas como por analistas políticas. "Prefiero que el país tenga que enfrentar fricciones, dificultades diplomáticas a que siga entregando pedazos de la patria a jirones", dijo Uribe tras conocer la sentencia.