13 de octubre de 2012

Managua protesta "enérgicamente" por la incursión de "naves de guerra colombianas" en sus aguas

BOGOTÁ, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicaragua ha protestado "enérgicamente" por la incursión de "naves de guerra colombianas" en las "aguas nicaragüenses" del Cayo de Quitasueño, cuya soberanía reivindican ambos países, según ha informado este viernes el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

El viceministro de Exteriores de Nicaragua, Orlando Gómez, ha enviado una carta a la ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, en la que defiende que las aguas en las que se llevó a cabo la incursión "son aguas nicaragüenses, de conformidad con la historia, la geografía y el Derecho Internacional".

Así, ha considerado que la interceptación de la embarcación nicaragüense "constituye una violación de la soberanía de Nicaragua", así como "una muestra inamistosa que violenta los principios de la convivencia internacional y en nada abona las relaciones entre países vecinos".

Por tanto, Gómez ha informado a Holguín de que "el Gobierno de Nicaragua da por no recibida la nota de protesta emitida ayer por el Gobierno de Colombia" por lo que Bogotá considera una incursión de Managua en sus aguas territoriales.

Además, ha recordado que "Nicaragua siempre ha sido respetuoso del Derecho Internacional y ha hecho uso de los mecanismos pacíficos de solución de controversias", algo que "ha demostrado tanto en la fase escrita como en las audiencias públicas del proceso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)".

LA INCURSIÓN

Ayer, la embarcación nicaragüense 'Medepesca III' se adentró en aguas del Cayo Quitasueño para llevar a cabo labores de investigación científica de cara a la Convención Internacional para el Comercio de Especies en Peligro de Extinción (CITES), que se celebrará el próximo mes de noviembre en Panamá.

En respuesta, buques de la Armada de Colombia rodearon el 'Medepesca III' e instaron a su capitán a abandonar la zona, según la versión de Bogotá, "de forma pacífica", y de acuerdo con Managua, "con una actitud hostil e intimidante".

Tras varias horas de tensión bilateral, finalmente Managua ordenó a la embarcación nicaragüense que retrocediera hasta situarse en las aguas territoriales del país centroamericano que no están en disputa con Bogotá.

EL CONFLICTO

El Cayo Quitasueño es un islote ubicado en el Caribe y administrado por Colombia como parte del departamento de San Andrés y Providencia, que supone un gran aporte para el territorio marítimo del país iberoamericano.

Históricamente, han reivindicado su soberanía Estados Unidos, que en 1972 renunció a sus aspiraciones sobre el Cayo Quitasueño mediante la firma del acuerdo de Vázquez-Saccio, y Nicaragua, que todavía reclama para sí el territorio caribeño.

Colombia se basa en el tratado bilateral Esguerra-Bárcenas, que le atribuye la soberanía de todas las islas situadas al este del meridiano 82. Sin embargo, Nicaragua considera que este acuerdo es nulo, porque fue firmado en 1928, durante la ocupación de las tropas estadounidenses.

En 2001, Managua trasladó el conflicto a CIJ, que seis años después se declaró competente para conocer la disputa territorial. El alto tribunal todavía debe dictar un fallo definitivo.