1 de diciembre de 2012

Nicaragua ratifica que no dará su brazo a torcer en su disputa territorial con Colombia

BOGOTÁ, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Nicaragua no dará su brazo a torcer en la disputa territorial que mantiene con Colombia tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con vistas a la reunión bilateral que mantendrán los presidentes de ambos países este sábado, según ha afirmado la presidenta de la Corte Suprema de Justicia nicaragüense, Alba Luz Ramos.

En una comparecencia ante la prensa, Ramos ha descartado que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ceda a las pretensiones de su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, de no cumplir con el dictamen de la CIJ.

"Es absurdo pensar que Nicaragua va ahora a rechazar la sentencia por la que tanto ha litigado o que va a renunciar a esa sentencia. No tiene ninguna sentido pensar en eso", ha advertido Ramos.

Toda conversación bilateral entre Colombia y Nicaragua, ha puntualizado, "debe estar dentro de los términos establecidos en la sentencia de la CIJ para facilitar su ejecución y nada más".

A su juicio, el fallo obliga a Santos y Ortega a acordar unos planes que garanticen la seguridad del mar del Caribe "por donde transita tanto narcotráfico y tanto crimen organizado", según recoge la emisora colombiana Caracol Radio.

La CIJ, un tribunal de la ONU con sede en La Haya (Países Bajos), sentenció el pasado 19 de noviembre que todas las islas del archipiélago de San Andrés son territorios soberanos de Colombia, si bien trazó una nueva delimitación marítima que amplía los dominios de Nicaragua en el mar del Caribe en unos 100.000 kilómetros cuadrados.

Colombia denunció el pasado miércoles el Pacto de Bogotá, que firmó en 1948, a raíz del dictamen de la CIJ, alegando que dicho pacto contiene inconsistencias.