7 de noviembre de 2011

Colombia.- Ningún familiar de Alfonso Cano ha pedido formalmente retirar el cadáver del líder guerrillero

BOGOTÁ, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cuerpo de Guillermo León Sáenz, conocido Alfonso Cano, máximo jefe de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), permanecía este lunes en el centro forense de Bogotá a la espera de que sus familiares hagan una solicitud formal para retirarlo.

El director de Medicina Legal de Bogotá, Carlos Valdés, ha confirmado a la prensa que, de momento, ningún familiar se ha presentado en la sede de la institución para reclamar el cadáver del líder guerrillero abatido el pasado por el Ejército colombiano.

"El cadáver sigue en las instalaciones de Medicina Legal y no hemos recibido solicitud alguna para la entrega", ha asegurado Valdés en declaraciones a los medios locales.

Valdés ha recordado que la solicitud de los familiares se pudo haber retrasado debido a que este lunes es festivo en todo el país y ha aclarado que los familiares tiene un plazo "de dos o tres meses" para reclamar el cuerpo, antes de que el Estado proceda a inhumarlo.

Por el momento, la única persona que ha expresado su intención de recoger los restos de Alfonso Cano es su hermano y concejal de Bogotá, Roberto Sáenz Vargas, sin embargo, los trámites legales los podrá comenzar a partir de mañana, martes, cuando se restablezcan las actividades laborales en la Fiscalía colombiana.

La autopsia al cuerpo de Alfonso Cano se realizó este fin de semana en los servicios forenses de la ciudad de Popayán, en el departamento de Cauca (suroeste), y determinó que el líder rebelde "murió por proyectil de arma de fuego", ha precisado Valdés. Posteriormente, el cuerpo fue trasladado a Bogotá donde aún permanece.

Alfonso Cano fue abatido el pasado viernes en un bombardeo del Ejército colombiano a enclaves guerrilleros situados en el área rural de Suárez, en Cauca. Su muerte ha supuesto el golpe más contundente que ha recibido las FARC en las últimas décadas.