16 de julio de 2007

Colombia.- La OEA advierte del surgimiento de grupos emergentes que amenazan con desestabilizar el proceso de paz

BOGOTÁ, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la paz en Colombia, Sergio Caramagna, advirtió hoy que en los últimos años han surgido grupos criminales emergentes que amenazan con el proceso que ha permitido la desmovilización de unos 32.000 paramilitares.

Caramagna declaró que estas nuevas bandas delictivas están al servicio del narcotráfico y se han convertido en una especie de ejércitos, que podrían alterar la continuidad de la aplicación de la Ley de Justicia y Paz, instrumento jurídico con el que se lleva a cabo el proceso de entrega de armas por parte de los miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

"Los nuevos grupos no tienen una estructura central, en la mayoría de los casos actúan de manera independiente y están más relacionados con el narcotráfico que con el paramilitarismo", explicó el delegado de la OEA en Colombia a 'Radio Caracol'.

"Si permiten que esos grupos se desarrollen con la dinámica que tienen y las fuentes de ingreso que poseen, por supuesto que son y serán una amenaza para el propio proceso, sin ninguna duda", insistió Caramagna.

En este sentido, hizo un llamamiento a las autoridades para que brinde mayor seguridad a las víctimas del paramilitarismo que están asistiendo a las versiones libres de los ex jefes de las AUC, ya que no cuentan con la suficiente protección.

MÁS GRUPOS ARMADOS

Por su parte, la organización internacional Crisis Group desveló que en Colombia han surgido al menos 22 nuevos grupos emergentes que tienen cerca de 5.000 combatientes desarrollando actividades delictivas en todo el país.

El presidente de la organización, Mark Schneider, explicó que estos grupos armados están divididos en subgrupos, integrados por ex paramilitares y narcotraficantes, que buscan "controlar as instituciones del Estado para expandir su negocio criminal a través de alianzas con fuerzas políticas y de seguridad", por lo que no descartan que tengan como objetivo desestabilizar las elecciones locales de octubre.

No obstante, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) advierte que en Colombia pueden haber unos 87 grupos con aproximadamente 9.000 combatientes con presencia en 224 municipios, según los resultados de una investigación realizada en base a las denuncias de las víctimas y la información que manejan las autoridades.