3 de marzo de 2008

Colombia.- ONG denuncian que el "asesinato" de Reyes es "una prueba más" de que Uribe no quiere el acuerdo humanitario

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Leonora Castaño, defensora de los Derechos Humanos y presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia, denunció hoy en Madrid que el "asesinato" del portavoz de las FARC Raúl Reyes es "una prueba más" de que el presidente, Alvaro Uribe, no quiere que salga adelante el acuerdo humanitario.

"El asesinato de Raúl Reyes es una nueva amenaza para el acuerdo humanitario. Cualquier posibilidad para abrir la puerta a un proceso de paz en Colombia, Uribe la cierra", afirmó Castaño en un encuentro con periodistas en Madrid, con motivo del lanzamiento de una 'Mesa de apoyo a la defensa de los DDHH de las mujeres y la paz en colombia'.

El portavoz y 'número dos' de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia murió este fin de semana en un operativo militar lanzado por el Ejército colombiano en territorio ecuatoriano, operación que ha abierto una grave crisis diplomática entre Colombia, Ecuador y Venezuela.

Esta destacada dirigente campesina y defensora de los derechos de las mujeres se vio obligada a refugiarse en España hace cuatro años y medio ante las amenazas que recibía de grupos paramilitares. Castaño dijo hoy ser muy pesimista sobre el futuro a corto plazo de Colombia e insistió en denunciar la "estrategia militar" de Uribe.

"SOLUCION NEGOCIADA"

"Uribe representa un gobierno autoritario y paramilitarizado que le apuesta a la guerra y no a la paz, a través de una estrategia militar para acabar con el conflicto existente en Colombia (...) Y lo ocurrido este fin de semana es una prueba más de que Uribe no quiere el acuerdo humanitario", indicó Castaño.

Ante la "respuesta militar" que ofrece Uribe al conflicto que vive Colombia desde hace cinco décadas, la presidenta de ANMUCIC asegura tener claro que la única salida posible es la negociación. "Estamos convencidos de que el fin del conflicto pasa por una solución negociada", subrayó.

Presidenta en el exilio de una organización que aglutina a 100.000 mujeres, Castaño lamentó la impunidad que impera en su país. Por eso desde hace meses trabaja junto a otras organizaciones de Derechos Humanos colombianas y españolas en el lanzamiento de la citada mesa de apoyo, impulsada por la ONG valenciana Atelier, entre otras.

Se trata de una de las iniciativas lanzadas en el marco de la campaña de sensibilización sobre la situación de las mujeres desplazadas en Colombia. Consuelo Vidal, representante de Atelier, recuerda que de los cerca de cuatro millones de desplazados en ese país, unos tres millones son mujeres, niños y niñas.

EXIGENCIAS A ESPAÑA

Han elaborado un manifiesto en favor de las desplazadas y para exigir "verdad, justicia y reparación", en el que entre otras cosas piden al Gobierno español supeditar la cooperación internacional con Colombia al cumplimiento de las recomendaciones de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y ACNUR.

También instan a España a apoyar los esfuerzos de la sociedad civil que impulsan programas de justicia de género y lucha contra la impunidad en Colombia, y que sitúe como prioridad de su agenda política respecto a Colombia la búsqueda de la paz y apoye la participación de las mujeres en los procesos de negociación política.

Por otro lado, la mesa de apoyo está difundiendo el documental 'Las invisibles. Mujeres, desplazamiento y política pública', y promoviendo una exposición fotográfica itinerante que se puede visitar en su página web (www.desplazadasporlaguerraencolombia.org), con casi medio centenar de fotos sobre el drama del desplazamiento.

La mesa de apoyo cuenta con el respaldo de 17 organizaciones de España y Colombia, entre las que destacan Atelier, el Observatorio de los Derechos Humanos de las Mujeres en Colombia, Mujeres de Negro, la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas, la Organización Femenina Popular, la Red Nacional de Mujeres o Indepaz.