3 de marzo de 2008

Colombia.-Oposición venezolana acusa a Chávez de "traición a la patria" por su reacción ante la muerte de Raúl Reyes

CARACAS, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex candidato a la Presidencia y gobernador del Estado de Zulia, Manuel Rosales, culpó hoy al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de "traición a la patria" por la reacción del Gobierno ante la muerte del número dos y portavoz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), 'Raúl Reyes' y por colocar "en actitud de guerra" a los venezolanos.

Rosales dijo que con su actitud Chávez pone "en actitud de guerra al pueblo de Venezuela, defendiendo las posiciones y andanzas de esta manifestación de la guerrilla y el terrorismo".

Junto a los principales representantes de los partidos de la oposición, el gobernador de Zulia afirmó que el presidente guardó silencio cuando "se viola nuestro territorio" y que permanecido callado "durante años cuando han sido asesinados parlamentarios, políticos, alcaldes y gobernadores por parte de estos movimientos guerrilleros, narcotraficantes y terroristas".

Chávez, prosiguió Rosales, también guardo "un silencio más grave aún cuando han asesinado a militares venezolanos" o cuando las FARC mataron a trabajadores de la estatal de hidrocarburos PDVSA.

En Venezuela las FARC secuestran, cobran vacuna, extorsionan al pueblo "a lo largo y a lo ancho" del país, indicó Rosales, que condenó al jefe de Estado por llorar la "muerte de un capo de la droga, de la guerrilla, del narcotráfico y pide un minuto de silencio al país".

Por otra parte, el opositor rechazó asimismo la incursión militar de Colombia en territorio ecuatoriano así como "cualquier violación del territorio, de la soberanía de cualquier país" aunque consideró que, "así como hubo una supuesta violación" del territorio de Ecuador por parte del Ejército colombiano, "también ha habido una constante violación del territorio por parte de la guerrilla colombiana".

Según informa la emisora venezolana Unión Radio, Rosales reprochó la movilización militar que ha sido ordenada por Chávez por considerarla una "actitud belicista", al igual que el cierre de la Embajada de Venezuela en Bogotá.

Por último, pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) su "inmediata intervención" para que la crisis se soluciones por "la vía democrática, pacífica y civilizada".