3 de marzo de 2008

Colombia.- Perú pide una reunión urgente de la OEA para buscar soluciones a la crisis entre Colombia y Ecuador

LIMA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Alan García, pidió hoy una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para solucionar la crisis política abierta entre Ecuador y Colombia por la incursión militar del Ejército de colombiano en territorio ecuatoriano, en la que murieron 17 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

García dijo que en la reunión extraordinaria en el organismo multilateral interamericano se deberá buscar soluciones y establecer compromisos claros en la región para la defensa de la democracia, la no intervención y la colaboración en la lucha contra el terrorismo.

En ese sentido, el mandatario peruano anunció que conversará con los presidentes de Brasil, Luiz Inacio 'Lula' da Silva, de Panamá, Martín Torrijos, y de Chile, Michelle Bachelet y con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, para tratar de coordinar una reunión del organismo multilateral.

García consideró "inaceptable" que Colombia invadiera el territorio de Ecuador para atacar a un grupo de las FARC, porque eso viola el principio internacional de la soberanía y estimó que por ese motivo debe pedir disculpas.

Asimismo, según informa la agencia de noticias peruana Andina, el presidente opinó que las denuncias del Gobierno de Álvaro Uribe en las que dice que el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, tiene vínculos con las FARC, son "preocupantes".

"Ningún país puede permitir que partes o comandos de guerrillas y subversión se asilen o permanezcan dentro de su territorio para desde allí preparar sus acciones para atacar la democracia de otro país", declaró.

García agregó que ese hecho demuestra cómo "en efecto los terroristas atraviesan las fronteras y se ubican en las cercanías de los países para desde allí hacerles daño". "Me parece que sobre esto la OEA debe hacer una reunión para definir realmente cuál debe hacer nuestra acción colectiva contra el terrorismo y la subversión", consideró.

"Todos los gobiernos de América Latina deben colaborar para terminar con la subversión y el terrorismo que detiene el desarrollo de los países y amenaza la democracia y la tranquilidad de los ciudadanos", prosiguió García, quien propuso que ese sea un "compromiso general de todos los países y gobiernos".

Agregó que sin esos compromisos no se puede llegar a una integración real, sino que sería una "integración con trastienda", por lo que abogó por el respeto a ciertos principios como la soberanía territorial y la popular, que es la que "elige gobiernos contra los que ningún otro país puede estar".

Por otra parte, advirtió de que ningún "Mesías o rey del continente" puede meterse en el conflicto bilateral entre Quito y Bogotá, porque "cada país tiene su soberanía, su territorio, su Gobierno, y si el pueblo considera que está mal lo cambiará".

Finalmente manifestó su respeto a los sistemas "estables e institucionales" aunque no coincida con ellos, o con sus planteamientos políticos o económicos porque ese es "el principio universal e internacional". "Creo que debe haber un compromiso clarísimo de que nadie intervenga dentro de otro país", concluyó.