12 de mayo de 2015

Colombia se plantea suspender el uso de glifosato en la fumigación de cultivos

Colombia se plantea suspender el uso de glifosato en la fumigación de cultivos
REUTERS

BOGOTÁ, 12 May. (Colprensa/Notimérica) -

   El Gobierno de Colombia se encuentra estudiando propuestas para reemplazar el uso de glifosato, un principio activo descubierto por la empresa Monsanto que contienen los heribicidas, en la fumigación de cultivos ilícitos, ha asegurado el ministro de Justicia, Yesid Reyes.

   Según el ministro, se trata de una orden de la Corte Constitucional, que ha dicho que, "en caso de que haya un indicio de la posible nocividad del glifosato, es obligatorio suspender la fumigación".

   Igualmente, Reyes anotó que el país continuará luchando por la erradicación del cultivo de drogas, solo que lo hará sin perjudicar a la salud pública.

   Además, el ministro recordó que no trabajan exclusivamente con glifosato, ya que "en Colombia se trabaja con otros métodos, como por ejemplo la erradicación manual", y el Gobierno también está utilizando la sustitución de cultivos y la implantación de programas más amplios, denominados de desarrollo alternativo, consistentes en "una intervención integral del Estado en zonas donde hay cultivos ilícitos para brindarles nuevas oportunidades para personas que se dedican al cultivo de coca o de marihuana".

   Sin embargo, a pesar de lo dicho por Reyes, que apoya la teoría de la posible nocividad del glifosato, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, no secunda esta idea.

   De acuerdo con Ordóñez, el Gobierno Nacional mantuvo oculto un informe del Instituto Nacional de Salud sobre el uso de este herbicida, donde se indica que el uso del glifosato tiene un nivel bajo de riesgo para la salud humana.

   El procurador afirma que el Ministerio de Salud ocultó dicho informe con el objetivo de que no se conociera "que la decisión de suspender la aspersión de cultivos ilícitos con glifosato carece de fundamento científico".

   Así pues, Ordóñez opina que, tanto el Ministerio de Salud como el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, "deben informar a los colombianos por qué no dieron a conocer el informe".

   Estas declaraciones llegan dos días antes de la reunión del Consejo Nacional de Estupefacientes, convocado para el próximo jueves. Mientras que Reyes pretende apoyar la prohibición del glifosato, el procurador considera que la existencia de este informe debe conducir a que el consejo no suspenda las aspersiones.

   Colombia es uno de los principales productores mundiales de cocaína, con 300 toneladas anuales. Desde hace dos décadas, ha enfocado su lucha contra los cultivos de esta droga ilícita basándose en la fumigación aérea con glifosato. Estados Unidos también apoya su estrategia, ya que en el país norteamericano también se ha utilizado para erradicar los cultivos de amapola, materia prima de la heroína.

   Durante los últimos años, el Gobierno de Colombia ha suspendido y reanudado el uso de este herbicida en diferentes ocasiones. El pasado 2014, tras haberse prohibo la fumigación de glifosato, el Gobierno de Juan Manuel Santos decidió recurrir nuevamente a dicha técnica. La medida desató tal polémica que incluso Ecuador denunció a su vecino ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), alegando que las fumigaciones con glifosato en la frontera causaron daños ambientales y contra la salud de sus habitantes.

   Además, la Agencia Internacional para la Investigación del Cánder (IARC), adscrita a la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras revisar exhaustivamente todos los estudios disponibles sobre dicha sustancia, advirtió que hay pruebas que demuestran que el glifosato puede causar cáncer en animales y potencialmente en los humanos.

Para leer más