5 de agosto de 2008

Colombia.- La Policía colombiana se incauta de más de dos toneladas de cocaína en la selva

BOGOTÁ, 5 Ago. (Reuters/EP) -

La Policía de Colombia confiscó ayer más de dos toneladas de cocaína en un escondite subterráneo en una zona selvática en el suroeste del país, desde donde varios narcotraficantes pretendían enviar la droga vía marítima hacia Centro América, según informó la institución armada.

La cocaína, valorada en más de 60 millones de dólares (38,5 millones de euros), fue detectada en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, cerca del río Mataje, una región con presencia de guerrilleros izquierdistas y grupos armados ilegales conformados por antiguos paramilitares de ultraderecha.

La Policía Antinarcóticos aseguró que la droga pertenecía al grupo denominado 'Los Rastrojos', al mando de alias "Comba" y en sustitución de Wilber Varela, quien murió el pasado mes de enero en Venezuela en medio de una disputa entre narcotraficantes.

En la misma región en donde fue confiscada la droga, la Policía decomisó 9,4 toneladas de cocaína a mediados de junio. Asimismo, en lo que va de año las Fuerzas Armadas de Colombia han confiscado más de 106 toneladas de cocaína con destino a Estados Unidos y Europa.

Colombia es considerado el primer productor mundial de cocaína con más de 600 toneladas anuales, un delito en el que están vinculados la guerrilla izquierdista, antiguos integrantes de escuadrones paramilitares y carteles de narcotraficantes.

El Gobierno considera que la producción y el tráfico de cocaína es la principal fuente de financiamiento de los grupos armados ilegales que participan en un conflicto interno que dura más de cuatro décadas y que se cobra miles de vidas al año.

El narcotráfico continúa siendo un problema en Colombia pese a los esfuerzos locales y al apoyo de Estados Unidos, que desde el año 2000 ha entregado a Bogotá más de 5.000 millones de dólares (3.210 millones de euros) para combatir la producción de cocaína a través de una agresiva campaña de fumigación de hoja de coca.

Los recursos de Washington también han sido utilizados para enfrentar a la guerrilla y a los paramilitares vinculados con la producción y el tráfico de drogas. Varios expertos sostienen que mientras se mantenga la demanda y los altos precios a nivel internacional, será difícil erradicar el narcotráfico.

La posición geográfica de Colombia, rodeada por dos océanos, es estratégica para el tráfico de drogas y de armas, de acuerdo con las autoridades.