23 de mayo de 2007

Colombia.- Un portavoz del ELN asegura que el hoy ministro de Defensa sí intento derrocar al presidente Samper

Juan Manuel Santos lo niega y asegura que se reunió entonces con los grupos armados ilegales para buscar un acuerdo de paz

BOGOTA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Pablo Beltrán ha corroborado la versión del ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso según la cual el actual ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, participó en un intento de golpe de Estado para acabar con el Gobierno de Ernesto Samper.

"Se trataba de que Samper no terminara su período, ese era el propósito", respondió Beltrán al ser preguntado sobre la revelación de Mancuso según la cual para tal fin Juan Manuel Santos contactó a los paramilitares y a las guerrillas. "Fue una iniciativa de las élites", precisó.

Al ser interrogado sobre el mecanismo que se utilizaría para obligar a Samper a dejar la Presidencia de la República, Beltrán dijo. "Todo este asunto fue muy de élite, muy de disputas palaciegas y pienso yo que en la élites se barajaron muchas posibilidades de que Samper no terminara (el período presidencial)", añadió.

Según el portavoz 'eleno', la situación fue tan compleja que en medio de los planes para derrocar a Samper murió asesinado Alvaro Gómez, ex candidato presidencial conservador)". "Fíjese lo complejo de los temas. Entonces no cayó Samper, pero si murió Alvaro Gómez", resaltó el jefe rebelde, sin entrar en más detalles

Mancuso, desmovilizado jefe de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en su confesión a la justicia aseguró la semana pasada que Santos se reunió con él para proponerle una coalición, en la que participarían también las guerrillas izquierdistas, para despojar del poder a Samper.

Juan Manuel Santos, que en aquella época militaba en el Partido Liberal, negó que ese hubiera sido el propósito de la reunión con Mancuso sino buscar un acuerdo de paz con los distintos grupos armados ilegales, según recuerda la prensa local, de la que se hace eco Europa Press.

El presidente Samper debió enfrentar acusaciones en el Congreso de la República sobre la financiación de su campaña electoral con dinero procedente del cartel de la cocaína de Cali, lo que provocó que el Gobierno de Washington le retirara su visado de ingreso a Estados Unidos.

RESPUESTA DE SANTOS

Ante estas acusaciones, el hoy ministro dio a conocer la carta que envió 22 de octubre de 1997 a la Comisión Nacional de Conciliación, a través de la cual reveló su propuesta de paz con los grupos armados, en la que explica las razones que motivaron su gestión, revela sus interlocutores y pide que esta información se haga pública.

El punto de partida de las conversaciones de Santos con los insurgentes fue -según la carta- la "legitimidad disminuida del primer mandatario (Ernesto Samper) y la perplejidad de la comunidad nacional e internacional ante las continuas y nuevas denuncias que afectan de algún modo su gobierno".

El hoy ministro de Defensa relata que decidió iniciar las exploraciones de paz ante el fracaso en esa misma empresa de los comisionados por Samper (José Noé Ríos y Daniel García-Peña), en cumplimiento del mandato constitucional de que "la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento".

La propuesta contemplaba la elección de un presidente de la República "dentro del calendario electoral vigente" y la designación de un gabinete de unidad nacional; despeje militar de un área denominada 'zona de distensión' para diálogos de paz; convocatoria de una Asamblea Constituyente, y búsqueda de una solución negociada.

La propuesta debía "darse" a partir del 7 de agosto de 1998 (fin del gobierno Samper) pero dejaba abierta la posibilidad a "convertirse en realidad antes de lo anunciado para evitar no solo millares de muertos, sino garantizar el normal desarrollo y la transparencia de las elecciones del año entrante".