4 de marzo de 2008

Colombia.- El presidente de Perú apuesta por una solución "justa y honorable" en la crisis entre Ecuador y Colombia

LIMA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Alan García, abogó hoy por una solución "justa y honorable" en la crisis abierta entre Ecuador y Colombia, e instó al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, a que ofrezca una compensación por la incursión militar en territorio ecuatoriano.

García hizo estas declaraciones en Lima tras reunirse con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que hoy inició una gira por América Latina para explicar la situación provocada con Colombia.

El mandatario peruano señaló que Colombia violó el principio de respeto a la soberanía territorial y silenciar eso sería "abrir las puertas a que ese precedente se repita".

"Deseamos, para poner fin justo y honorable a estas circunstancias, que nuestro muy querido amigo, el presidente Uribe, extienda satisfacciones y excusas al pueblo y gobierno ecuatoriano por este tema concreto", declaró García, que añadió que la crisis ha de ser solucionada entre ambos países y que ningún otro debe interponerse porque eso no haría bien y "estimula a que no haya una respuesta clara".

"Creo que Venezuela, que no ha sido ofendida y no ha tenido un acto de penetración, no debería añadir a este tema incandescencia ni palabras ni hechos, sino limitarse a que dos pueblos hermanos puedan coexistir con toda fraternidad", consideró.

García esperó que las aguas se calmen y no se llegue a "situaciones prebélicas". En cuanto a la conversación que mantuvo con Correa, expresó que éste "puede confiar" en que Perú hará "todo lo posible para que exista una satisfacción plena al pueblo y gobierno ecuatoriano".

Asimismo, según informa la agencia oficial Andina, indicó que de esta crisis puede extraerse algo positivo que sería que a partir de ahora se luche de forma conjunta para evitar que un pueblo hermano sufra los embates o agresiones de cualquier movimiento.

"Consideramos que la ocasión es también propicia para poner sobre la mesa la necesidad de que no exista ningún tipo de infiltración ideológica de otros países al interior de nuestros países", concluyó.