11 de abril de 2006

Colombia.- El presidente Uribe insiste en negar cualquier vínculo con los paramilitares

BOGOTA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, ha vuelto a negar que tenga vínculos, en el presente o en el pasado, con los jefes de los grupos paramilitares del país y retó a sus críticos a que "levanten la mano" si tienen información sobre reuniones suyas con los líderes de la Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

"En Colombia hay 27.000 paramilitares desmovilizados y si alguno de ellos (los críticos) tiene información de que me reuní con un paramilitar o algún mafioso que levante la mano y me señale, ahora que estamos a mes y medio de las eleciones", afirmó el mandatario en declaraciones a la emisora local 'RCN'.

Así, aseguró que si cualquier colombiano tiene pruebas para decir que ha sobornado al mandatario, "que levante la mano y me acuse". "Si algún integrante de la fuerza pública, cuando fui gobernador de Antioquia o en estos largos años de Gobierno, tiene que decir que le di mal ejemplo, que lo diga ahora", insistió.

En este punto, sostuvo que "si algún colombiano sabe que me he visto en reuniones privadas con personas cuestionadas o que he ido a algún lugar al que no he debido ir, que he violado la Constitución y los Derechos Humanos, que lo diga ahora", añadió, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Por otro lado, el mandatario reveló que ha pedido al ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, los servicios secretos) y actual cónsul de Colombia en Milán (Italia), Jorge Noguera Cotes, que viaje a Bogotá para que le explique al país lo que ocurrió con ese organismo.

"Después de un consejo de gobierno, en Popayá (departamento del Cauca), el pasado sábado, llamé a Jorge Noguera y le dije: 'Tiene que venir a Colombia a dar la cara. Tiene que enfrentar esto'", explicó Uribe, quien precisó que para Noguera se trataba de una venganza del ex jefe de informática del organismo, Rafael García.