2 de agosto de 2007

Colombia.- El profesor Gustavo Moncayo prepara su encuentro con Uribe tras su multitudinario recibimiento en Bogotá

BOGOTA, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El profesor Gustavo Moncayo, padre de uno de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), prepara a estas horas el encuentro que tendrá en las próximas horas con el presidente, Alvaro Uribe, en la que le presentará su propuesta para un acuerdo humanitario entre el Gobierno y la guerrilla.

Moncayo llegó ayer a la Plaza de Bolívar de Bogotá tras 46 días de 'caminata por la paz' y 1.168 kilómetros de peregrinaje por la libertad de su hijo y de todos los secuestrados. En la plaza le esperaban miles de personas con banderas blancas y de Colombia, y carteles exigiéndo a las FARC y al Gobierno un acuerdo humanitario.

Durante una hora y 15 minutos el profesor Moncayo se dirigió a la multitud concentrada en la céntrica plaza de la capital colombiana, ocasión en la que criticó con dureza tanto al Gobierno como a las FARC para no lograr ponerse de acuerdo para un acuerdo humanitario que permita liberar a secuestrados por guerrilleros presos.

Moncayo, que estaba acompañado de otras familias de secuestrados, dijo que su trabajo estará dirigido a "convencer a las dos tapias más grandes del país", en referencia el presidente Uribe y a las FARC, de que no se han puesto de acuerdo para hablar de un despeje para lograr el acuerdo.

Dijo que en el encuentro con Uribe no le va a pedir nada, sino que le va a exigir esfuerzos concretos para el acuerdo humanitario. "No soy yo quien le exige, es todo un pueblo, el colombiano, que pide el acuerdo humanitario, porque no podemos permitir que nuestros familiares se pudran en la selva", enfatizó Moncayo.

Asimismo, reiteró que se ofrecía en canje por todos los secuestrados. "Ellos tienen más derecho de vivir, de salir a la vida, yo ya he vivido, y si ellos me aceptan con mucho gusto me voy a la selva, y que me encadenen con lo que sea, ya que ellos si tienen derecho a encontrarse con su familia, con sus hijos", afirmó.

En el discurso Moncayo lanzó duras críticas contra el presidente, a quien calificó "como el más abusador de los Derechos Humanos", por el daño que hace al no ponerles atención a las madres de todas las personas secuestradas, que desde hace diez años lloran a sus hijos, clamando por el acuerdo humanitario.

El 'caminante por la paz', como ya le llaman en Colombia, calificó su discurso como "la lección del profesor", ya que durante su camino observó niños trabajadores que ganaban dos mil pesos, hospitales con colchones que se le salían los resortes, maestros sin nombramientos y universitarios que están vendiendo café y cigarrillos.