3 de marzo de 2008

Colombia.- Quito califica de "patraña" las acusaciones contra Correa por posibles vínculos con las FARC

BOGOTA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El viceministro de Defensa de Ecuador, Miguel Carvajal, calificó de "patraña" las acusaciones del director de la Policía colombiana, general Óscar Naranjo, que dijo ayer que el presidente del país vecino, Rafael Correa, tiene algún tipo de "vínculo" con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En declaraciones a la emisora colombiana Caracol Radio, Carvajal declaró que no sabe de dónde "sacan eso", refiriéndose a los documentos presuntamente encontrados en el ordenador de 'Raúl Reyes' que Bogotá dice tener en su poder y que comprometen a Correa.

De acuerdo con la información facilitada por Naranjo, el portavoz guerrillero se habría reunido con un "emisario" del presidente Correa, su ministro de Seguridad, Gustavo Larrea, quien le podría haber manifestado el interés de Quito por tener una reunión con el Gobierno ecuatoriano.

"Atendimos visita del ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, en adelante Juan, quien a nombre del presidente Correa, trajo saludos para el camarada Manuel", indican los documentos encontrados en el ordenador de 'Raúl Reyes', citados por el diario 'El Tiempo'.

Además, Larrea habría solicitado, según el archivo, "un aporte que impulse su gestión a favor del canje, que puede ser entregarle al presidente Correa el hijo del profesor Moncayo o algo que permita dinamizar su labor política".

En el segundo documento, fechado el 28 de febrero de este año, 'Reyes' "resume" los resultados de una reunión con el "emisario del presidente Correa", quien "solicita conversar personalmente con el Secretariado (de las FARC) en Quito" y "ofrece garantías y transporte desde la frontera hasta el lugar de encuentro".

Por otro lado, el viceministro ecuatoriano de Defensa aseguró que las Fuerzas Armadas de su país están atentas a defender la soberanía ecuatoriana, y confirmó que se reforzará la seguridad en la línea binacional para repeler eventuales acciones "hostiles" de Colombia.