26 de marzo de 2007

Colombia.- El responsable del Ejército colombiano desmiente las vinculaciones con los paramilitares que investiga EEUU

BOGOTÁ, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El máximo responsable del Ejército colombiano, el general Mario Montoya exigió hoy que se presenten las pruebas a los tribunales "para que se me investigue", ante los presuntos vínculos con los paramilitares, que el diario estadounidense 'Los Angeles Times' publicó este domingo. "Siempre he operado con la fuerza legal de este país", aseguró Montoya, quien afirmó sentirse completamente tranquilo.

El Gobierno estadounidense confirmó hoy que la CIA está investigando la presunta vinculación del máximo responsable del Ejército colombiano, el general Mario Montoya, según declaraciones del portavoz del departamento de Estado norteamericano, Tom Casey, quien además destacó el esfuerzo del Gobierno de Álvaro Uribe, que está "trabajando muy fuerte para encarar esos temas".

"Hay investigaciones en marcha sobre asuntos que involucran a figuras políticas y otros que involucran a grupos paramilitares", señaló Casey quien declaró que aún no había visto el supuesto informe dado a conocer ayer por el diario 'Los Ángeles Times'.

"Ese es un caso en marcha en Colombia. El presidente Uribe ha actuado responsablemente y su Gobierno está trabajando muy fuerte para encarar esos temas", manifestó el secretario.

Por su parte, Mario Montoya, expresó su malestar por las afirmaciones publicadas ayer. "Me sorprende que un periódico de Estados Unidos se atreva, sin tener las pruebas correspondientes, a hacer semejante acusación. Estoy totalmente tranquilo y ellos están en la obligación, si tienen pruebas, de presentarlas ante las autoridades colombianas para que se me investigue. A eso es a lo que yo aspiro", indicó Montoya en una entrevista concedida al diario colombiano 'El Tiempo'.

En ese sentido, a través de un comunicado, la presidencia colombiana exige a Estados Unidos que presente las supuestas pruebas ante la justicia. Además, rechazó esta versión y dijo que se trataba de "filtraciones a la prensa" por parte de la Agencia Central de Inteligencia (CÍA) estadounidense.

"El Gobierno de Colombia pide a las agencias extranjeras de inteligencia que cualquier acusación basada en pruebas contra miembros de las instituciones colombianas, sea presentada ante los organismos competentes de justicia y administración", añadió el comunicado del Gobierno.

Según el citado informe, supuestamente en la época en la que Montoya dirigía la IV Brigada del Ejército en Medellín trabajó con los paramilitares en la lucha contra la guerrilla en 2002. Entre los operativos que se realizaron destacó el conocido como Orión, en el que participaron 1.500 efectivos, perdieron la vida 16 personas y se detuvo a 362, con el objetivo de liberar a los ciudadanos de esa zona de la presión que los grupos guerrilleros y paramilitares ejercían en la zona, según las autoridades.

"(Orión) se inició en octubre de 2002 y su objetivo era liberar en Medellín a la Comuna 13 del imperio que tenían las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas), el ELN (Ejército de Liberación Nacional) y las Autodefensas. Fue coordinada con Ejército, Policía, Fuerza Aérea, DAS, CTI, Fiscalía, Defensoría del Pueblo y Procuraduría", expuso el general.

"Todos participamos en forma conjunta, así que tengo mi conciencia completamente tranquila y sé que fue una acción limpia y transparente que le devolvió la tranquilidad a la ciudad de Medellín, que era la más violenta de América", explicó Montoya, en una entrevista concedida al citado diario colombiano.