12 de diciembre de 2013

Colombia.- Santos advierte de que si el Gobierno "baja la guardia" los acuerdos de paz "peligran"

Colombia.- Santos advierte de que si el Gobierno "baja la guardia" los acuerdos de paz "peligran"
PRENSA PRESIDENCIAL

BOGOTÁ, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha advertido este jueves de que si el Gobierno "baja la guardia", los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "peligran", reiterando así su decisión de no anunciar un alto el fuego.

"Las instrucciones a nuestra Fuerza Pública han sido clarísimas: continuamos con nuestra ofensiva, continuamos con nuestro trabajo hasta el momento en que se firmen los acuerdos, porque si bajamos la guardia antes, esos acuerdos peligran", ha dicho en un acto militar.

El jefe de Estado ha subrayado que, aunque "vamos por el camino correcto" en el diálogo de paz, "todavía queda mucho camino por recorrer". "Hay muchos obstáculos, muchas dificultades, muchos enemigos", ha subrayado.

"Yo espero que logremos lo que todo el país quiere, que llegue la paz y que llegue lo más pronto posible, pero demasiadas veces el pan se quema ahí, en la puerta del horno", ha insistido, según ha informado prensa presidencial.

Sobre la Fuerza Pública, el líder conservador ha aclarado que "la seguridad jurídica de nuestros policías y militares no se está negociando en La Habana", saliendo así al paso de los continuos rumores.

"Tengan ustedes la seguridad de que al aplicar la justicia transicional las Fuerzas Militares estarán ahí con un trato diferenciado, pero de ninguna manera en su objetivo final", ha sostenido.

Santos ha indicado que "la misión de la Fuerza Pública será preservar la paz y proteger la soberanía de los colombianos". "Ya estamos pensando en cómo va a ser ese postconflicto, cómo va a ser ese país y cuál va a ser su papel", ha revelado.

TREGUA NAVIDEÑA

El pasado domingo, las FARC anunciaron, como ya hicieron el año pasado, un alto el fuego unilateral que estará vigente entre el 15 de diciembre y el 15 de enero, con motivo de las fiestas navideñas.

"Procedemos a ordenar a todas nuestras unidades guerrilleras un cese de hostilidades por 30 días", dijo el negociador de las FARC 'Pablo Catatumbo' en un comunicado leído desde La Habana, sede del proceso de paz.

'Pablo Catatumbo' explicó que esta decisión obedece al convencimiento de las FARC de que "nuestra patria no se merece este desangre", por lo que de este modo responden a "un hondo clamor popular".

No obstante, el grupo armado ordenó a estas unidades guerrilleras que "de forma simultánea permanezcan en alerta ante cualquier operación enemiga, la cual deberá ser respondida sin dilación".

Además, el portavoz guerrillero reiteró el llamamiento al Gobierno de Santos para que se una a este alto el fuego, de modo que sea bilateral, con el fin de dar unos días de paz a los colombianos.

"Soldados y policías derraman también innecesariamente su sangre frente a una opinión nacional que observa con perplejidad el extraño cóctel de diálogos y muerte con el que el Gobierno concibe la reconciliación", dijo.

Desde que comenzó el proceso de paz, las FARC han insistido en declarar una tregua bilateral que favorezca las negociaciones, pero el Gobierno se ha negado al considerar que, de fracasar el diálogo, el alto el fuego solo servirá para fortalecer a los insurgentes.

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el pasado 26 de mayo las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

El diálogo de paz se reanudó el pasado 25 de noviembre, con una semana de retraso por acuerdo de las partes, con el tema de las drogas ilícitas sobre la mesa. El pasado domingo se puso fin al 17º ciclo de conversaciones, todavía sin acuerdo.