7 de agosto de 2012

Colombia.- Santos cumple dos años en el poder con una baja popularidad a pesar de los duros golpes a las FARC

Colombia.- Santos cumple dos años en el poder con una baja popularidad a pesar de los duros golpes a las FARC
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE COLOMBIA

BOGOTÁ, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, cumple este martes dos años en el poder castigado por sus conciudadanos, que han dejado claro su descontento ante la falta de solución a problemas como el desempleo y la inseguridad, a pesar de haber sido uno de los gobernantes ha asestado los golpes más contundentes a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Dos importantes sondeos revelan la decepción de los colombianos con Santos, quien ha llegado al ecuador de su mandato. En apenas un año su popularidad ha sufrido un desplome de 24 puntos y se ubica en 47 por ciento, después de haber alcanzado meses antes una popularidad superior al 80 por ciento, según la encuesta "Colombia Opina" de la Gran Alianza de Medios divulgada la semana pasada.

El nivel de rechazo es del 48 por ciento, cifra que no dista del sondeo de la firma Datexco, publicado el lunes, que revela que el 49 por ciento de los colombianos suspende a Santos en su gestión.

La drástica caída en la aceptación del mandatario podría explicarse por la falta de acciones concretas y decisivas ante problemas tan delicados como el desempleo, considerado la mayor preocupación de la ciudadanía, por encima de inseguridad, el alto coste de la vida y la corrupción.

La respuesta de los colombianos refleja que exigen a sus gobernantes acciones que vayan más allá de combatir a las FARC, que es la principal guerrilla y que en las últimas cinco décadas ha causado miles de muertos y millonarias pérdidas económicas tanto al Estado como a las empresas privadas.

De hecho, en estos dos años 18 líderes guerrilleros han sido capturados o han muerto, entre ellos jefes como Guillermo León Sáenz Vargas, alias 'Alfonso Cano'; y Víctor Julio Suárez Rojas, conocido como 'Mono Jojoy', cuyas muertes obligó a ese grupo armado a replantearse su agonizante estrategia.

Las FARC han prometido dejar de perpetrar secuestros con fines económicos, lo que supone un respiro para las familias colombianas acaudaladas, aunque no han dejado clara su postura frente al rapto de políticos y uniformados. También han insistido en el diálogo con el Gobierno.

A pesar de que las FARC atraviesan su peor momento, gracias en buena medida a la ofensiva ordenada por Santos desde que era ministro de Defensa del Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), los colombianos demandan soluciones para otros problemas que ahora consideran más graves que el propio conflicto armado.

"NO HABRÁ CAMBIO DE RUMBO"

La baja aceptación no supone para Santos un motivo para redefinir su estrategia. "Yo tengo unos planes, tengo un rumbo, tengo un puerto de destino y estoy navegando para llegar a ese puerto de destino", ha indicado en una entrevista a la BBC.

"Se presentan a veces tormentas, a veces hay vientos desfavorables, pero mi plan es muy claro. Yo sé lo que quiero hacer con este país, tengo muy claros mis objetivos y esos objetivos los vamos a conseguir", ha enfatizado.

Hace unos días, el mandatario aseguró que en estos dos años de gobierno se han creado más de dos millones de empleos, lo que ha permitido que la cifra de paro se ubique apenas por encima del diez por ciento. La meta es llevar ese indicador a un dígito.

Por otra parte, una de las principales preocupaciones de los colombianos sigue siendo la inseguridad, especialmente en las zonas donde la guerrilla mantiene un importante poder. Santos ha reconocido que en algunas regiones se han incrementado los "actos terroristas", pero considera que es la respuesta a los golpes propinados por el Ejército.

"Sí han aumentado los actos terroristas, y eso tiene un efecto sobre la psicología de la gente muy grande, que ha dado la sensación de que el país en ciertas zonas ha retrocedido en materia de seguridad", ha admitido.

"Pero cuando uno mira los indicadores concretos, por ejemplo, para usar el que se usa siempre, el número de homicidios por cada 100.000 habitantes, tenemos la cifra mas baja en los últimos treinta años. Sin querer desconocer que hay problemas", ha dicho.

Santos afirma que su gobierno está cumpliendo con sus objetivos y que si los colombianos le suspenden en los sondeos es porque hay un "problema de comunicación" que ha impedido que los ciudadanos conozcan los avances de los últimos dos años.

"No hemos sido lo suficientemente efectivos en poder explicar y mostrar nuestros resultados", ha aseverado. "En la lucha contra la pobreza hemos avanzado muchísimo. Hemos dado mucha importancia a los avances sociales y a veces eso no se percibe lo suficiente", ha destacado.