26 de noviembre de 2009

Colombia.- Santos denuncia que las FARC obligan a los campesinos a pagar las minas que pisan accidentalmente

Dice que la situación en Colombia "es complicada" porque todos los grupos armados están colocando minas en varias regiones

BOGOTÁ, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, denunció que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están obligando a los campesinos a pagar por las minas que han detonado accidentalmente, una situación "preocupante" que se ha extendido por algunas regiones del país.

"Las FARC están obligando a los campesinos a pagar las minas que pisan por accidente. Eso ya es el colmo del cinismo", dijo Santos en una entrevista publicada este martes por la revista 'Cambio'.

La utilización de minas es una práctica que se ha intensificado en los últimos 10 años por ser una estrategia que ahora también utiliza el narcotráfico, a la par de los grupos armados, para impedir que las fuerzas de seguridad accedan a los territorios controlados por ellos.

"La situación es tan preocupante, que los mapas de narcotráfico y de minas son cada vez más parecidos", expresó al detallar que estos explosivos están siendo utilizados para "proteger laboratorios y cultivos ilícitos, para generar terror en la comunidad, para frenar operaciones militares".

Santos, sin embargo, acotó que "lo que hemos visto en los últimos 10 años es el resultado de la capacitación en explosivos que recibieron las FARC" mientras tuvieron en su poder por casi cuatro años una llamada zona de distensión de 42.000 kilómetros cuadrados que le cedió el Gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) para intentar llevar adelante las negociaciones de paz que finalmente fracasaron.

Ahora, la situación "es complicada" porque "todos" los grupos armados colombianos "están recurriendo a esta práctica" que ha dejado desde 1990 más de 8.000 personas mutiladas y un número no precisado de campesinos muertos. La rehabilitación de los lesionados tiene un coste "que no baja" de los 110 millones de pesos (37.400 euros).

El departamento más afectado, según Santos, es Nariño (suroeste) "porque el narcotráfico se está chupando toda la violencia, todo el conflicto". El comercio ilícito de drogas se ha convertido en el "eje articulador" de los departamentos de Nariño, Caquetá, Putumayo y Catatumbo.

DESMINADO

Los grupos armados, en especial las FARC, están utilizando desde hace tiempo las llamadas microminas que Santos las describe como "artefactos muy pequeños diseñados con el propósito de herir, no de matar" que son colocadas en árboles para provocar impactos en la cara.

Esto ha complicado las labores del Ejército colombiano que se ha dedicado a retirar estos explosivos colocados principalmente en las regiones selváticas. "Tenemos un inconveniente mayor y es que nuestras minas son hechizas y no sabemos cuánto pueden durar", acotó.

Colombia actualmente lleva a cabo un plan para erradicar las minas que tiene un coste de 600.000 millones de pesos (203 millones de euros) que se desarrollará hasta 2019 en manos de la Fuerza Pública "la única en el mundo que está haciendo desminado".

Para el próximo se año se espera que organizaciones civiles y algunas ONG comiencen a trabajar en este plan de desminado, tal y como ocurre en otros país, aunque Santos confesó que les "preocupa" que esas organizaciones "recojan muchos fondos y Colombia se quede sin recursos para hacer muchas cosas", pues para ellas "el desminado es un buen negocio".

El vicepresidente colombiano reconoció que poder eliminar todas las minas cuesta "cientos de millones de dólares" y se trata de un proceso que "no puede hacerse en corto tiempo, sobre todo porque no sabemos dónde están sembradas todas las minas".

Asimismo, Santos espera que los 160 países participantes en la Cumbre por un Mundo Libre de Minas, a celebrarse en la ciudad colombiana de Cartagena entre el 29 de noviembre y el 4 de diciembre, condenen a las FARC por estos actos.

"Lograr que los países condenen a las FARC por sembrar minas no es fácil pero Colombia, el país con más minas y más víctimas, sienta un precedente claro de que está luchando para erradicar ese flagelo", subrayó.