9 de julio de 2012

Colombia.- Santos dice que la Fuerza Pública tiene el control "total" de Toribío tras horas de combate con las FARC

BOGOTÁ, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha anunciado que la Fuerza Pública --policías y militares-- tiene el control "total" del municipio de Toribío, en el departamento del Cauca (suroeste), asolado por los combates entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los uniformados.

"Pese a los hostigamientos cobardes de los terroristas, nuestra Fuerza Pública tiene total control y protege a la población (en Torobío)", ha escrito el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.

Los enfrentamientos han comenzado alrededor de las 5.30 horas (12.30 horas en España) y se han prolongado durante todo el domingo. Los combates han llegado al casco urbano de Toribío, con el ataque a un cuartel militar en el que han resultado dañadas varias viviendas adyacentes.

Para evitar bajas civiles, la guerrilla ha instado a los habitantes a abandonar el municipio, según ha informado el defensor del pueblo de Toribío, Juan Carlos Chamorro. Unas 3.000 personas ya han huido de sus casas para escapar de la violencia.

El comandante de las Fuerzas Militares, el general Alejandro Navas, ha denunciado que el grupo armado ha utilizado a los habitantes como escudos humanos. "Les sacan de sus hogares para disparar desde ahí a la Fuerza Pública. Ante esta situación no podemos intervenir por respeto al Derecho Humanitario", ha dicho.

CRÍTICAS AL GOBIERNO

Por su parte, el gobernador de Cauca, Temístocles Ortega, ha denunciado que la pasividad del Gobierno ha permitido a las FARC acceder con gran facilidad a la zona noreste del departamento y, en este caso concreto, adentrarse en Toribío.

"Es necesario profundizar la presencia (del Gobierno), tanto desde el punto de vista de la inversión pública como, por supuesto, de la Fuerza Pública, con un accionar mucho más efectivo", ha considerado, en declaraciones recogidas por Caracol Radio.

Ortega ha explicado que las características geográficas del departamento, así como la falta de oportunidades para sus habitantes, han dificultado a las autoridades locales la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico.