3 de agosto de 2012

Colombia.- Santos no acepta la dimisión del ministro de Transporte, vinculado en un escándalo de tráfico de influencias

BOGOTÁ, 3 Ago. (Colprensa/EP) -

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, no ha aceptado la dimisión del ministro de Transporte, Miguel Peñaloza, vinculado con un escándalo de tráfico de influencias al haber permitido que una empresa familiar hiciera contratos con el Estado, por considerarla inconveniente en este momento.

Las denuncias reveladas por el periodista Daniel Coronell sostienen que Peñaloza logró que la empresa PYG ganara una serie de licitaciones cuando era consejero del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) y durante los primeros años del Gobierno de Santos.

La empresa maneja más de 1.700 procesos judiciales como representante de entidades públicas como el Ministerio de Educación, la Superintendencia de Servicios Domiciliarios, los Seguros Sociales y el Fondo Nacional del Ahorro, entre otras.

Peñaloza alega que antes de asumir el cargo de consejero presidencial consultó con el Departamento Administrativo de la Función Pública sobre una posible inhabilitación por los negocios de la empresa con el Estado, a lo que ese organismo respondió que no había ningún problema.

"La ética es un compromiso de cada quien y yo lo tengo completo. No hay un funcionario que pueda decir que le he llamado a pedirle una ayuda en esto", ha dicho el ministro, alegando que siempre ha estado al margen de los negocios que hace esa empresa.