20 de julio de 2013

Colombia.- Santos ordena a las fuerzas de seguridad actúen en Catatumbo "con toda contundencia"

Colombia.- Santos ordena a las fuerzas de seguridad actúen en Catatumbo "con toda contundencia"
PRESIDENCIA COLOMBIA/EP

BOGOTÁ, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha negado el diálogo con los campesinos si continúan sus protestas con violencia en Catatumbo, en el departamento colombiano del Norte de Santander, y dio órdenes a las Fuerzas de Seguridad "para actuar con toda la contundencia".

"No quiero ver vías bloqueadas. Y por eso digo, muy claramente, que no voy a permitir un bloqueo más", enfatizó. Santos informó de que ya ha dado "instrucciones precisas al ministro de Defensa, al comandante general de las Fuerzas Militares y al director de la Policía" para combatir los actos delictivos de algunos manifestantes, según informa la emisora colombiana Caracol Radio.

"¡No vamos a permitir un bloqueo más! Protesta social sí, bloqueos y vulneración de los derechos de los colombianos, no. Violencia no, terrorismo no", enfatizó el presidente colombiano durante una rueda de prensa en la que afirmó además que "la Fuerza Pública tiene la instrucción clara de actuar con toda contundencia, respetando siempre los protocolos, para que esa orden sea efectiva".

Asimismo, Santos aseguró que la minería ilegal está involucrada de forma encubierta en las protestas. "No son mineros sino bandas organizadas de delincuentes que utilizan la minería criminal como fuente de financiación", manifestó. "Esos utilizan a los artesanos como escudo y no se van a salir con la suya", recalcó el mandatario.

Preguntado al respecto, Santos negó que se vaya a derogar el decreto que permite la destrucción de la maquinaria que utilizan los mineros ilegales.

El conflicto de Catatumbo comenzó el pasado 11 de junio y congregó a unos 15.000 campesinos que desde entonces mantienen sus manifestaciones y bloqueos en carreteras de la región. Exigen al Ejecutivo colombiano que se reúna personalmente con ellos para escuchar sus peticiones, entre ellas, el establecimiento de una zona de reserva campesina que les otorgue una serie de derechos.

Estas movilizaciones comenzaron de forma pacífica, pero ya han dejado un saldo de cuatro agricultores muertos y más de 50 heridos.