21 de noviembre de 2012

Santos pone en marcha un plan de emergencia para el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

BOGOTÁ, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha anunciado este martes la puesta en marcha de un plan de emergencia para el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ratificara la soberanía colombiana sobre el mismo.

Santos ha adelantado que el Gobierno declarará en estado de emergencia económica y social el archipiélago para contrarrestar los efectos del fallo de la CIJ, que, a pesar de reconocer la soberanía colombiana, ha ampliado los derechos marítimos de Nicaragua sobre sus aguas.

El mandatario ha explicado que el bautizado como Plan San Andrés tiene como principales destinatarios a los pescadores del archipiélago, que son los más afectados por la pérdida de jurisdicción de Colombia sobre las aguas del mar Caribe.

"No vamos a ahorrar ningún esfuerzo en la defensa de sus derechos. Todos los colombianos estamos con ellos", ha dicho, tras reunirse durante horas con los líderes políticos, económicos y sociales del archipiélago, según informa el diario 'El Tiempo'.

"Ya hay proyectos que están en ejecución y que suman 170.000 millones de pesos (73,3 millones de euros), pero queremos un proyecto de mayor envergadura para rediseñar el futuro del archipiélago. Queremos que la gente sienta que está su Gobierno, su Estado", ha añadido.

El dirigente ha indicado que las reuniones con los líderes locales para poner en marcha el Plan San Andrés comenzarán el próximo lunes. "La finalidad es que lo que hemos discutido tenga ya una concreción que nos permita aprobar programas", ha señalado.

Además, ha destacado el "estoicismo" con el que los sanandresanos han recibido el fallo de la CIJ. "Los he sentido más colombianos que nunca", ha confesado, al tiempo que ha apelado a la unidad nacional. "Es el momento de estar juntos, como lo hemos hecho en tantas ocasiones, con el ánimo de salir adelante", ha dicho.

EL FALLO DE LA CIJ

Ayer, el alto tribunal reconoció la soberanía colombiana sobre el archipiélago, que reclamaban tanto Bogotá como Managua, y amplió la extensión de las aguas territoriales de Nicaragua hasta las 200 millas náuticas en todos los puntos de la línea limítrofe.

Santos ha considerado que la decisión de la CIJ sobre las aguas nicaragüenses es un "error" porque aísla tres cayos del territorio continental y "desconoce varios acuerdos internacionales", lo que genera "una serie de complejidades" que afectarán a varios países caribeños.

En consecuencia, el presidente ha anunciado que, dado que "la CIJ ha incurrido en serias equivocaciones", su Gobierno no va a descartar ningún recurso o mecanismo contemplado en el Derecho Internacional para defender los derechos de Colombia".

En cambio, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha calificado la decisión del alto tribunal de "victoria nacional", aunque ha expresado su preocupación por las palabras de Santos, ya que suponen "desconocer el fallo de la CIJ".