28 de mayo de 2013

Santos revela los "cuatro pilares" en los que se apoya el acuerdo sobre desarrollo agrario y rural

Revela que el Gobierno trabaja ya en la fase de transición y urge a los colombianos a estar preparados

BOGOTÁ, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha revelado este lunes los "cuatro pilares" en los que se apoya el acuerdo sobre desarrollo agrario y rural que el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han alcanzado en el marco del diálogo de paz.

Santos ha explicado que "el Gobierno tiene la convicción de que si se quieren revertir los efectos del conflicto e impedir que se repita, hay que cambiar de manera radical las condiciones en el campo" mediante "una Reforma Rural Integral, que tiene cuatro pilares".

El primero de ellos es "un gran salto cuantitativo y cualitativo en el acceso y el uso de la tierra". "Esto significa distribuir tierra a los campesinos sin tierra o con tierra insuficiente mediante la creación de un gran Fondo de Tierras que les permita vivir en condiciones de dignidad", ha aclarado.

Santos ha indicado que este fondo "se va a alimentar de las tierras que hayan sido adquiridas ilegalmente", que serán recuperadas --ha subrayado-- "mediante la aplicación vigorosa de los mecanismos establecidos en la Constitución y en la ley".

"Y en esto quiero ser muy claro: la inmensa mayoría de los habitantes del campo nada tiene que temer. Quien haya adquirido sus tierras legítimamente, nada tiene que temer", ha enfatizado, en la rueda de prensa que ha celebrado este lunes.

No obstante, ha señalado que "no se trata sólo de distribuir tierras, sino de dar a los campesinos los elementos necesarios para que sean productivas, como crédito, asistencia técnica y posibilidades de comercialización". "Esto es lo que llamamos acceso integral", ha explicado.

En relación con ello, ha apuntado a la necesidad de "mejorar el uso de la tierra" porque "una parte importante de las tierras colombianas está siendo utilizada de manera improductiva". "Para lograr un uso más eficaz crearemos un sistema de incentivos", ha anunciado. "El que tenga tierras inexplotadas se lo pensará dos veces", ha considerado.

Santos ha destacado que todo ello se hará formalmente "para que los legítimos y pacíficos poseedores de la tierra tengan títulos legales sobre ella". A este respecto, ha anunciado la creación de un sistema judicial para proteger los derechos de propiedad de la tierra.

"Un segundo pilar es el establecimiento de programas especiales de desarrollo en los territorios más necesitados", ha señalado. "Se trata de reconstruir las regiones más afectadas con verdaderos planes de choque", ha aclarado.

En tercer lugar ha apuntado a la implementación de planes nacionales en "la Colombia rural" en materia de educación, salud, vivienda e infraestructuras "que logren --en una etapa de construcción de paz-- una reducción radical de la pobreza y, en especial, de la pobreza extrema".

"El cuarto y último pilar es la seguridad alimentaria y nutricional", ha dicho, argumentando que "todo el esfuerzo de transformación del campo debe llevar a una mayor producción de alimentos y a una mejor nutrición", para lo cual se crearán "programas especiales contra el hambre".

FASE DE TRANSICIÓN

Además, ha revelado que el Gobierno "ya está trabajando para asegurar que lo que se firme en el acuerdo final (del diálogo de paz) se cumpla en su totalidad, al tiempo que ha instado a los ciudadanos a prepararse también para la fase de transición.

"Es importante que todos los colombianos comencemos a pensar cómo sería una gran fase de transición y construcción de la paz a la que todos tenemos que aportar. ¡Ése será el mayor legado que les podremos dejar a nuestros hijos!", ha considerado.

Santos ha reiterado que el acuerdo sobre desarrollo agrario y rural "es un primer paso de enorme significado". "Es la primera vez en la historia de nuestro país que el Gobierno y las FARC llegan a un acuerdo sobre un punto sustantivo", ha destacado.

"Esta gran noticia del acuerdo sobre el tema agrario y rural nos debe llevar a trabajar en La Habana con más intensidad y más velocidad, sin perder esos principios que hemos mantenido de prudencia y de responsabilidad", ha instado.

El presidente colombiano ha valorado que "en las últimas semanas se ha demostrado que cuando hay voluntad y decisión de ambas partes, se avanza". "Avancemos entonces rápidamente hacia ese acuerdo final para dedicarnos a lo que importa: construir la paz", ha urgido.