11 de octubre de 2010

Colombia.- Santos revela que los dos policías que escaparon de las FARC fueron secuestrados de nuevo

BOGOTA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha revelado este lunes que los dos polícías que consiguieron escapar de un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron secuestrados nuevamente por la guerrilla tras su fuga.

Horas antes se había dado a conocer que el cabo primero José Libardo Forero y el subintendente Jorge Trujillo Solarte habían conseguido escapar de manos de las FARC, según se desprende de uno de los correos del comandante militar de la guerrilla, Jorge Briceño, alias 'Mono Jojoy', muerto recientemente en un operativo de seguridad del Gobierno.

"Tanto el intendente Trujillo, como el sargento Forero, efectivamente escaparon del secuestro el 15 de septiembre (de 2009), y duraron un mes en la selva, pero fueron vueltos a secuestrar el 16 de octubre", indicó Santos desde Medellín

Según el presidente, tanto las esposas como las madres de los dos policías han sido informadas de esta situación. "Les dije que celebraran que estuvieran con vida y que no vamos a descansar hasta liberarlos a ellos y hasta al último de los secuestrados que hay en el país", precisó Santos.

Ambos policías habían sido secuestrados por las FARC en Puerto Rico, en el departamento de Meta, el 11 de julio de 1999. Antes del anuncio de Santos, sus familias habían exigido a la guerrilla que aclarara públicamente que había ocurrido con ellos.

"Las FARC deben aclarar cuanto antes qué hay de ellos porque no tenemos noticias desde el 7 de septiembre de 2009, cuando aparecieron las últimas pruebas de supervivencia. Que nos digan si están bien", dijo Norma Trujillo, esposa de Forero en declaraciones recogidas por el diario 'El Tiempo'.

En la misma línea de manifestó también Jaime Trujillo, padre del otro suboficial, quien consideró que la guerrilla tenía la obligación de informar acerca del estado de los secuestrados y de aplacar con ello la incertidumbre de sus familiares.