6 de agosto de 2009

Colombia satisfecha con gira por plan bases EEUU

MONTEVIDEO (Reuters/EP) - La gira del presidente colombiano Alvaro Uribe por Sudamérica para informar sobre un plan que permitiría a Estados Unidos usar bases militares en la nación fue calificada el jueves por Bogotá como "positiva" tras el respaldo a su soberanía dado por Chile, Paraguay y Perú.

Sorteando duras críticas de Venezuela y Bolivia a la extensión de su acuerdo militar con Washington, Uribe se reunió el jueves en Montevideo con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

En la reunión, el mandatario uruguayo expresó su rechazo a la instalación de bases militares en cualquier país de la región, aunque también reafirmó el principio de no intervención en asuntos internos de otras naciones, indicó un comunicado de la cancillería uruguaya.

"El Presidente Vázquez reiteró la posición histórica del Uruguay contraria a la existencia o establecimiento de bases militares extranjeras no sólo en el país, sino también en cualquier territorio de América Latina", dijo la cancillería.

También "manifestó la plena observancia del principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados como eje fundamental en las relaciones internacionales", agregó.

En la tarde Uribe será recibido en Brasil por el mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, en el punto culminante de su recorrido que no incluyó a Venezuela ni a Ecuador, vecinos de Colombia con los que mantiene disputas en torno a la presencia militar estadounidense y sus operaciones antiguerrilla.

"Es una gira positiva, el presidente ha sido muy claro, ha sido concreto en sus explicaciones y ha estrechado sus lazos de hermandad con todos los países de Sudamérica", dijo en Montevideo el secretario de prensa de la presidencia de Colombia, César Mauricio Velázquez.

Luego de la reunión, Uribe fue insultado por una decena de personas que se manifestaba contra su presencia en Montevideo.

En Brasil, Uribe terminará su fugaz periplo de tres días por Sudamérica y llegará con el conocimiento previo de la preocupación expresada por el presidente de la mayor economía de la región acerca del plan militar con Estados Unidos.

En su visita a Santiago y Asunción, Colombia consiguió el miércoles el respaldo de Chile y Paraguay a su soberanía para aplicar el plan, que permite a soldados estadounidenses usar siete bases militares colombianas, un despliegue que según el presidente venezolano, Hugo Chávez, podría causar una guerra en la región.

En Asunción, luego del encuentro entre Uribe y el presidente Fernando Lugo, el Gobierno paraguayo dijo que respetaba las decisiones autónomas y soberanas de cada nación, aunque expresó que es necesario que la iniciativa colombiana no ponga en riesgo la seguridad de países vecinos.

Uribe visitó el mismo día Buenos Aires, donde la presidenta argentina, Cristina Fernández, le expresó preocupación por un plan que podría crear "alta conflictividad" en la región, según dijo a periodistas una fuente del Gobierno argentino de alto rango.

El martes, Uribe recibió de parte del presidente de Perú, Alan García, un firme apoyo al plan colombo-estadounidense, pero horas más tarde ese mismo día tropezó con la posición "anti imperialista" del líder izquierdista boliviano Evo Morales, quien le ratificó su rechazo a cualquier base militar estadounidense en Latinoamérica.