2 de marzo de 2011

Seis muertos por el asalto a un helicóptero con dinero de guerrilleros de las FARC disfrazados de soldados

Santos: "Por la razón o por la fuerza, vamos a lograr este país en paz"

BOGOTÁ, (Reuters/EP)

Seis personas han muerto en el asalto de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) disfrazados de soldados a un helicóptero que transportaba dinero mientras aterrizaba en el municipio de Caloto, en el departamento de Cauca (suroeste), según ha informado este miércoles el director de la Policía Nacional, Óscar Naranjo.

"Entre ocho y doce hombres con prendas militares salieron disparando de una casa con armas largas, asesinaron a cuatro policías y a dos civiles por la espalda. La primera hipótesis es que son las FARC y utilizaron la técnica de suplantación", ha dicho Naranjo, en declaraciones a Reuters.

Los rebeldes se han hecho con un botín de 105.000 dólares (76.322 euros) que iban a ser enviados a una sucursal del Banco Agrario, de propiedad estatal, gracias a su conocimiento de la zona elegida para el aterrizaje, un área montañosa que sirve de corredor para el tráfico de drogas.

Horas después, un soldado y un civil han muerto en otro ataque de la guerrilla a un grupo de militares que vigilaba el paso de una comitiva de altos funcionarios estatales en la región de Urabá ubicada en el departamento de Antioquia (norte), según informa Caracol Radio.

"VAMOS A LOGRAR ESTE PAÍS EN PAZ"

En este contexto, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha solicitado a las fuerzas de seguridad un "marzo negro" para las FARC, como el de hace tres años, cuando efectivos militares abatieron a su 'número dos', Raúl Reyes, que se ocultaba en un campamento en la selva ecuatoriana.

"Nosotros somos los primeros que añoramos un país en paz, y vamos a lograrlo. Lo he dicho desde el momento en que me posesioné: por la razón o por la fuerza, vamos a lograr ese país en paz", ha dicho Santos desde el municipio de Vistahermosa, en el departamento de Meta (centro).

"Seguiremos perseverando con nuestra Fuerza Pública, nuestro Ejército, nuestra Fuerza Armada, nuestra Fuerza Aérea, nuestra Policía, perseverando hasta alcanzar esa paz", ha agregado, a 25 kilómetros del lugar donde cayó el jefe militar del grupo, Víctor Julio Suárez Rojas, alias 'Mono Jojoy', el pasado 23 de septiembre.

En esta línea, el mandatario lanzó una advertencia a los guerrilleros. "Decirles a esos miembros de las FARC que todavía creen que a través de las armas van a lograr algo, que el único futuro que les queda si siguen con la violencia va a ser una tumba o una cárcel", ha aseverado.

Así, el presidente les ha ofrecido como alternativa la Ley de Justicia y Paz que contempla un régimen especial para los guerrilleros que decidan abandonar las armas de forma voluntaria, con el fin de recuperarlos para la vida civil. "Desmovilícense, que el Estado les ofrece una mano para reintegrarse en la sociedad", ha insistido.