21 de enero de 2007

Colombia.- Seis muertos en un ataque de las FARC contra una patrulla policial

BOGOTÁ, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Dos agentes policiales y cuatro civiles, uno de ellos menor de edad, murieron hoy en un atentado con bomba perpetrado por las FARC en la localidad costera de Buenaventura, según informaron las autoridades locales al diario 'El Nuevo Siglo'.

Entre los civiles hay, además del menor de edad, dos mujeres y un hombre, indicó el comandante local de ese cuerpo armado, el coronel Manuel Benavides. El segundo policía y una de las mujeres fallecieron posteriormente en el hospital.

El ataque dejó además al menos otras diez personas heridas -entre ellas, cinco policías y un menor de edad, que se encuentran en estado grave-, indicaron informativos de televisión desde Buenaventura.

Benavides explicó que la carga explosiva fue detonada al paso de la patrulla policial, cuando se desplazaba por una calle del barrio pobre de La Independencia.

Una segunda carga explosiva de menor potencia estalló en la misma zona, frente a la vivienda de la secretaria de Hacienda de la administración local. Esta bomba no causó víctimas pero ocasionó destrozos a la vivienda. Los ataques se registraron casi simultáneamente, sobre las 7:00 hora local (13:00 hora peninsular española).

Saulo Quiñones, alcalde del puerto, el principal del país, atribuyó los ataques a "la disputa territorial" que libran en la zona la guerrilla de las FARC y los grupos paramilitares de extrema derecha. Quiñones explicó a radio Caracol que esa violenta disputa se debe a que el puerto es el principal "corredor" de salida utilizado para sacar la cocaína hacia el exterior.

Por su parte, el comandante de la Policía del departamento del Valle, donde está situado Buenaventura, general Orlando Páez, atribuyó la autoría de los ataques a las FARC e indicó que esa es la reacción del grupo a las capturas de algunos de sus miembros que han realizado las autoridades en el puerto en los últimos días.

El Defensor del Pueblo de Buenaventura, Andrés Santamaría, quien admitió que el puerto padece una grave situación de violencia por la disputa territorial entre las FARC y los paramilitares, dijo que debido a esa situación 400 personas fueron asesinadas el año pasado en la región.

Buenaventura es una de las regiones más deprimidas del país, y la mayoría de sus habitantes vive en condiciones de pobreza o extrema pobreza.