7 de febrero de 2009

Colombia.- Sigifredo López reconoce que pensó en el suicidio durante los siete años que estuvo secuestrado por las FARC

BOGOTÁ, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex diputado colombiano Sigifredo López, reveló ayer que durante su cautiverio a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contempló la idea del suicidio, pero reflexionó por temor al ejemplo que le daría a sus hijos y a su familia.

En declaraciones a Caracol Radio recogidas por Europa Press, López manifestó que se salvó de morir masacrado con sus once compañeros que fueron secuestrados en abril de 2002, solo por un "milagro" de Dios, que le permitió vivir y reencontrarse de nuevo con sus seres queridos.

"Yo no me enloquecí en estos años de cautiverio y tras la muerte de los 11 ex-diputados, porque primeramente estaba Dios y como segunda medida la fuerza del amor. De escuchar a mi mamá de 72 años, con diabetes, mi esposa recordándome cuanto me amaba y me esperaba y mis hijos que siempre reiteraban cuanto me necesitaban", sostuvo Sigifredo López.

El ex diputado, que liberado el pasado jueves en el marco del operativo de la liberación unilateral de seis rehenes, señaló que a pesar del dolor y la tristeza que le produce a un ser humano el secuestro y después de conocer que sus 11 compañeros murieron abatidos por guerrilleros de las FARC, cayó en una depresión por más de cuatro meses.

Asimismo, López señaló que superó ese estado de profunda tristeza, escribiendo cuentos para sus hijos Lucas y Sergio, un ensayo para la Paz de Colombia y poemas para su mujer Patricia Nieto. Con la voz entrecortada y visiblemente emocionado, Sigifredo López señaló que le duele que su familia hayan sufrido mucho, pero que hoy su alegría es inmensa.

"LA GUERRA CIEGA LA RAZÓN"

En relación a la difícil situación política que atraviesa el país iberoamericano, el ex diputado colombiano declaró que "la guerra ciega la razón y el corazón y sin darse cuenta vuelve a los guerrilleros crueles y convencidos de que están en lo que deben de hacer, pero hay otros que sienten respeto por dolor de los secuestrados y no pronuncian, insultos".

El ex diputado del Valle recibió ayer en su casa de Cali (sur de Colombia), al comandante de la Tercera División, el general Justo Eliseo Peña, quien le recordó la decisión del Gobierno colombiano de brindarle toda la seguridad necesaria en su actividad diaria.