28 de septiembre de 2012

Colombia.- Simón Trinidad pide que se agilicen los procesos judiciales en su contra para poder participar en el diálogo

BOGOTÁ, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exlíder guerrillero Simón Trinidad ha pedido que se agilicen los procesos judiciales que se desarrollan en su contra en Colombia para poder participar en el proceso de diálogo que van a mantener el Gobierno de su país y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para intentar solucionar el conflicto armado.

Desde la cárcel de Estados Unidos donde cumple una condena de 60 años por el secuestro de tres estadounidenses, Simón Trinidad participó en una audiencia este jueves a través de una videoconferencia con un juzgado de Valledupar (norte de Colombia) en relación con el secuestro y el asesinato de dos militares colombianos.

Durante la audiencia, leyó una carta dirigida al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la que expresa su voluntad de participar en las negociaciones, que comenzarán el próximo octubre.

"El Secretariado del Estado Mayor del nivel central me nombró como uno de los voceros (portavoces) de la organización. (...) Estoy dispuesto a participar en dicho proceso de diálogo para la paz. No dejo de pensar en mi interior en una solución política que quede para la historia en el prolongado conflicto colombiano", afirma en la misiva, fechada el 7 de septiembre.

Cuando las FARC anunciaron quiénes iban a ser sus representantes en las conversaciones, a principios de septiembre, incluyeron a Trinidad, exmiembro del Secretariado de las FARC, pero Santos recordó que está en la cárcel y dijo que "hay cosas que se pueden y otras que no".

Sin embargo, el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, indicó luego que jurídicamente no existe ninguna prohibición que impida que Trinidad sea reconocido como representante del grupo armado en la negociación.

El antiguo líder guerrillero señaló que tiene "propuestas" para plantear a sus superiores "que serían tenidas en cuenta y autorizadas y le harían bien al proceso, a la paz y a Colombia".

"Mi asistencia como delegado de la paz es factible, basta una sencilla gestión política y diplomática de su parte al Gobierno de los Estados Unidos, usted lo sabe muy bien", afirma en la carta, en la que destaca que el proceso de diálogo en Colombia "cuenta con el apoyo" del Ejecutivo de Barack Obama.