27 de abril de 2007

Colombia.- El Supremo duda de las pruebas presentadas por la Fiscalía para confirmar la muerte de Carlos Castaño

BOGOTA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ha puesto en duda las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la Nación para confirmar la muerte del ex jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Carlos Castaño.

Las pruebas presentadas no son suficientes para concluir que el cadáver exhumado pertenece al que fuera máximo jefe paramilitar y por eso el Alto Tribunal decidió no cerrar el proceso en su contra en el fallo sobre la masacre de Mapiripán.

En principio, la investigación de la Fiscalía, revelada hace ocho meses por el fiscal general, Mario Iguarán, había puesto freno a la oleada de versiones sobre la desaparición de Castaño, ocurrida el 16 de abril de 2004.

Se decía que había sido asesinado, que había huido a Israel y hasta que había hecho un arreglo con la justicia de Estados Unidos. Pero, el 25 de agosto, en una rueda de prensa, el jefe paramilitar 'Monoleche' aseguró que él mismo había asesinado a Carlos Castaño.

Una semana antes, se ordenó la captura de Vicente Castaño, hermano de Carlos Castaño, como autor intelectual del crimen, de otros dos jefes 'paras' -'Monoleche' y 'HH'- y de varios miembros rasos de las AUC, según recuerda el diario 'El Tiempo'.

Tres días después del hallazgo de los restos, en el departamento de Córdoba, el fiscal Iguarán explicó que con la prueba de ADN que se tomó a un hijo natural del para se podía establecer con probabilidad del 99,9 por ciento que los restos encontrados eran de Castaño.

Con dichas evidencias en mano se corroboraron diferentes versiones de paramilitares cercanos a los hechos. Y desde entonces prácticamente se cerró la discusión sobre lo que había pasado con Carlos Castaño.

Ahora, en su sentencia sobre la masacre de Mapiripán, los jueces de la Sala Penal del Supremo cuestionan esa conclusión. "La Corte no puede concluir de manera certera que el cuerpo esqueletizado hallado en la diligencia de exhumación (...) corresponda a Castaño", indican.

"Aun cuando la prueba de ADN dio como resultado que el padre biológico de Carlos Esteban Duque era el individuo cuyo esqueleto fue encontrado en exhumación, no existe prueba de que ese joven es hijo de Castaño porque al respecto nada se obtuvo de la Fiscalía", añade.

El argumento de los magistrados es que la Fiscalía no envió pruebas suficientes y por eso negó una petición de la Procuraduría para que reconociera que la muerte de Castaño era "un hecho notorio" y se ordenara la cesación de todo procedimiento en su contra.