15 de noviembre de 2011

Colombia.- Un tribunal condena a ocho soldados a 20 años de cárcel en un nuevo caso del escándalo de 'falsos positivos'

BOGOTÁ, 15 Nov. (Colprensa/EP) -

Un tribunal colombiano ha condenado a ocho soldados a veinte años de prisión por el asesinato de un hombre al que hicieron pasar por un guerrillero abatido en un enfrentamiento entre las fuerzas especiales de Colombia e insurgentes opositores.

El cadáver de la víctima, Sandro Alberto Montoya Mejía, apareció el 13 de marzo de 2005 en una carretera que une Medellín con Guarné, en el departamento de Antioquia (noroeste).

La justicia rebajó la pena a los ocho soldados, que pertenecían a la Agrupación de Fuerzas Especiales Urbanas, tras reconocer durante el juicio su responsabilidad en la muerte de Montoya Mejía.

Según el auto del juez, no hay ninguna prueba de que la víctima se viera implicada en algún enfrentamiento contra las fuerzas especiales, después de ser vista por última vez conduciendo su motocicleta por el municipio de Caldas.

"De ninguna manera se perfila en las acciones de los militares hoy procesados que estos hubiesen obrado en legítima defensa ante agresión armada", añadió el juez.

Este caso se une a la larga lista que conforman los 'falsos positivos', un escándalo desvelado en 2008 en el que el Ejército mataba a civiles inocentes y les disfrazaba de insurgentes o colocaba pruebas falsas para asegurar que dicha víctima era un guerrillero opositor.