18 de agosto de 2011

Uribe afirma que "jamás" ordenó espiar a políticos y periodistas

BOGOTÁ, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) ha afirmado este jueves que "jamás" ordenó al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) --central de Inteligencia-- espiar a políticos de la oposición y periodistas, ni tampoco autorizó una "persecución" contra los detractores de su gobierno.

Uribe ha declarado este jueves ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes de Colombia que investiga el caso de las escuchas ilegales que se realizaron desde el DAS a políticos, periodistas, funcionarios, legisladores y jueces durante su gobierno.

"Jamás se me ha pasado por la mente ordenar algún tipo de interceptaciones telefónicas ilegales contra periodistas, magistrados, políticos de la oposición y miembros de ONG", ha aseverado el exmandatario.

Uribe ha insistido una vez más en que no estaba al tanto de los procedimientos ilegales que realizó la central de Inteligencia y ha aclarado que ningún momento pidió a Jorge Noguera, Andrés Peñate y María del Pilar Hurtado --directores del DAS durante su mandato-- hacer interceptaciones telefónicas ilegales con fines electorales.

Aunque su gobierno "discrepó públicamente con algunos periodistas", la Presidencia "jamás ordenó seguimientos" contra estos profesionales. "Jamás me ha pasado a mí por la mente ordenar una persecución a un periodista o a una ONG", ha reiterado.

"La seguridad democrática más bien le construyó al periodismo colombiano un mundo diferente, los periodistas se reencontraron con la libertad y la protección para ejercer su profesión", ha agregado.

Esta es la segunda vez que Uribe rinde una versión libre ante los legisladores por el escándalo de las llamadas 'chuzadas'. La primera comparecencia fue el pasado 16 de junio.

A pesar de las polémicas que han surgido desde que entregó el poder en agosto del año pasado, el expresidente ha afirmado que su gobierno se abocó a mejorar el sistema judicial colombiano. "Hicimos todos los esfuerzos para apoyar a la justicia y del diálogo con magistrados de la Corte Suprema salieron propósitos muy importantes que se cumplieron", ha destacado.

El escándalo de las 'chuzadas' estalló en febrero de 2009 cuando la revista colombiana 'Semana' reveló información sobre supuestas escuchas ilegales que habría hecho el DAS a periodistas, políticos de la oposición, magistrados del Supremo, fiscales, defensores de Derechos Humanos y hasta altos funcionarios del gobierno, mediante campañas que tuvieron nombres como 'Operación Halloween' y 'Operación Transmilenio'.

Gran parte del material --documentos y grabaciones comprometedoras-- habría sido destruido en el propio edificio del DAS en enero de 2009, tras la llegada de Felipe Muñoz como nuevo director de la central de Inteligencia, según denunció 'Semana' en su momento.