28 de septiembre de 2007

Colombia.- Uribe apoya la petición de Chávez para que congresistas de EEUU participen en las negociaciones con las FARC

NUEVA YORK, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, apoyó la participación de congresistas republicanos y democráticos estadounidenses, tal y como solicitó su colega venezolano, Hugo Chávez, en la próxima reunión del propio Chávez con miembros de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) para lograr el intercambio humanitario de rehenes por presos.

En su discurso ante la 62 Asamblea General de Naciones Unidas, Uribe reconoció la "disposición positiva" del Gobierno estadounidense ante esta invitación.

Uribe señaló que la "práctica de la democracia" permite a la autoridad política señalar a aquellos que "están armados, financiados por drogas ilícitas" como "terroristas contra la libertad" y no como "insurgentes contra la opresión" como pretende la guerrilla. Asimismo, el presidente colombiano declaró que su Gobierna no se niega a negociar con las FARC, pero para ello es necesario que la guerrilla cese sus acciones violentas, ya que, de lo contrario, la negociación sería "una trampa que les facilite la destrucción de nuestra democracia".

En este sentido, también descartó la posibilidad de designar una zona de "despeje", es decir, de un área libre de operativos militares como la que en 1999 estableció el entonces presidente Andrés Pastrana. Uribe recordó que la mayor parte de los secuestrados fueron capturados antes o durante la desmilitarización de esa zona.

"No entendemos que las FARC pidan zona de despeje para liberarlos si la tuvieron durante tanto tiempo y no los liberaron. El país estuvo despejado muchos años, sin seguridad, lo que permitió la casi toma total por parte de la guerrilla y el paramilitarismo", recalcó Uribe en declaraciones recogidas por el centro de noticias de Naciones Unidas.

"Hoy no hay paramilitarismo. Hay guerrillas y narcotraficantes. El término "paramilitar" se acuñó para denominar a organizaciones privadas criminales cuyo fin era combatir a la guerrilla. Hoy, el único que combate a la guerrilla es el Estado, que ha recuperado el monopolio que nunca debió perder", puntualizó Uribe.