22 de julio de 2007

Colombia.- Uribe considera que Colombia ha superado la época del "paramilitarismo"

BOGOTÁ, 22 Jul. (EP/AP) -

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, afirmó el viernes en su discurso anual ante el Congreso que "Colombia ha superado el paramilitarismo", un fenómeno que ha salpicado su administración por investigaciones de aliados suyos con supuestos nexos con esos grupos armados de extrema derecha.

"Hoy no hay paramilitarismo porque el combate a la guerrilla es ya, en la práctica, tarea exclusiva de nuestra institucionalidad democrática", sostuvo el presidente, que además aseguró que el enfrentamiento de las fuerzas públicas con las milicias nunca se realizó "a nivel institucional"

Varias investigaciones judiciales locales y en instancias internacionales revelan el apoyo otorgado por las fuerzas oficiales a los paramilitares para perpetrar masacres.

"La mayoría de los hechos investigados se cometieron con anterioridad a este Gobierno", dijo al respecto y atribuyó la salida de luz de esta información a que la ley de Justicia y Paz --creada para someter a los paramilitares concediéndoles beneficios judiciales-- y su política de seguridad "le han devuelto a los colombianos el coraje y la confianza para acudir a la justicia".

"Este es el Gobierno que ha combatido al paramilitarismo y que puede decir al mundo que Colombia ha dejado atrás la tolerancia a grupos de justicia privada, así su propósito fuera combatir a la guerrilla", afirmó el gobernante.

Un informe de la Misión de Acompañamiento al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos (OEA) indicó a comienzos de mes que hasta el 15% de los 31.000 combatientes desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), se rearmó y la policía reveló que tienen presencia en 16 de las 33 departamentos del país.

Uribe repitió una vez más que no despejará una zona de militares para cumplir con esa condición de las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para negociar una acuerdo humanitario que permita liberar a medio centenar de prominentes personalidades que mantienen rehenes entre las que se encontraban 11 ex diputados cuya muerte reportaron el mes pasado.

El mandatario también afirmó que los "muertos siguen secuestrados", en relación al hecho de que las FARC aún no devuelven los cadáveres de los políticos, supuestamente abatidos en medio de combates con tropas militares. Uribe atribuyó la demora a que el tiempo dificultará la investigación para establecer lo que en realidad les ocurrió, pues cree que la guerrilla los asesinó.