27 de enero de 2010

Colombia.- Uribe creará en Medellín un grupo de informadores de la Fuerza Pública integrado por 1.000 estudiantes

Políticos colombianos acusan a Uribe de crear un nuevo grupo paramilitar

BOGOTÁ, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, anunció este martes la creación en Medellín de un grupo especial de informantes integrado por 1.000 estudiantes que alertará a la Fuerza Pública sobre los movimientos de las bandas de delincuentes. La noticia ha generado una gran polémica entre la clase política que acusó al mandatario de impulsar la formación de un nuevo grupo paramilitar.

El objetivo del grupo es servir de nexo entre las fuerzas de seguridad colombianas y la realidad de las calles de la ciudad, que en los últimos meses ha sufrido una escalada de violencia, disparando los índices de criminalidad. Su función será informar al Ejército y a la Policía de los movimientos de las bandas de delincuentes organizadas para procurar su detención. "El homicidio lo erradicamos de la ciudad en la medida que todos ayudemos", añadió Uribe.

Estos comandos estarán formados por jóvenes estudiantes que residen en los principales focos de delincuencia de la ciudad, ya que su ubicación les permitirá facilitar gran cantidad de información útil a las fuerzas de seguridad colombianas, labor por la que recibirán una bonificación mensual de 100.000 pesos (35 euros).

Las reacciones a este anuncio no se han hecho esperar, los principales políticos del país han valorado la propuesta, en un ambiente viciado por la campaña electoral para los comicios presidenciales del 30 de mayo de este año.

El alcalde de Medellín, Alonso Salar expresó su más enérgico rechazo a la medida anunciada por el presidente y aseguró que no permitirá que estudiantes menores de edad participen en esta grupo de informadores, al tiempo que exigió al Gobierno central más policía judicial para frenar la delincuencia en la ciudad.

"La alcaldía de Medellín no tiene ni tendrá jamás una red de cooperantes ni de informantes, esa es una función y una misión del gobierno y del Estado, y no del gobierno municipal de Medellín", dijo el alcalde a la emisora local Caracol Radio.

El ex edil de la ciudad colombiana, Sergio Fajardo, apoyó las declaraciones de su sucesor y tachó de "error monumental" la creación de esta red juvenil por atentar contra el modelo educativo que se pretende implantar en a los jóvenes colombianos. "Esto lo que hace es invitar a jóvenes nuestros a que entren a ese mundo de la violencia", añadió el funcionario retirado.

El candidato del Partido Liberal, Rafael Pardo, suscribió la opinión de los alcaldes de la ciudad afectada y señaló que la creación de este grupo de informadores es "una medida desesperada" del mandatario que pone de manifiesto su pérdida de control de la situación en Medellín.

"Me parece que el Gobierno perdió el control de lo que está pasando allá. Esto quiere decir que el Gobierno no tiene una política y que la delincuencia es un problema que no ha sido estudiado. Ni las autoridades saben de qué se trata, ni la gente comparte, ni nadie cree que sea efectivo", afirmó el aspirante a la Presidencia en declaraciones al diario 'El Tiempo'.

En esta línea argumental, el precandidato del Partido Conservador, Álvaro Leyva, advirtió al Ejecutivo de que la medida puede ir en contra de los establecido por el Derecho Internacional Humanitario que prohíbe vincular a la población civil a este tipo de comandos especiales, por lo que recomendó meditar el asunto y estudiar otras alternativas para limpiar las calles de Medellín de delincuentes.

"Hay que tener mucho cuidado porque se pueden beneficiar de la inexperiencia de la juventud, por lo que se termina procediendo de forma ligera y envolviendo a gente que no está vinculada al conflicto", aclaró Leyva.

El precandidato por el Partido Conservador, José Galat, se adhirió a estas tesis y aseguró que la propuesta del presidente Uribe "no es la más idónea". "Convertir a los estudiantes en 'acusetas', no sé si sea lo más digno para el estudiante, yo los respetaría y no los convertiría en acusadores", resaltó Galat.

APOYOS

Por su parte, la cuarta de los aspirantes al cargo de presidente y ex ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, se desmarcó de estas posiciones y ofreció su apoyo al mandatario, asegurando que la lucha contra la violencia y los criminales debe implicar a toda la población. "Hay que ayudar entre todos", sentenció Ramírez.

El ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, respaldó la iniciativa de Uribe porque, en su opinión, la política de informadores ha demostrado su eficacia en otros puntos del país. En este sentido apuntó que la creación de dicho grupo debe ser considerada como un refuerzo a la actuación de la Fuerza Pública que beneficia a todos los habitantes de Medellín.

"El hecho de involucrar jóvenes universitarios donde hay mucha delincuencia porque allá van a reclutar grupos al margen de la ley, me parece que puede ayudar a calmar y a mejorar la situación de orden público que vive una ciudad como Medellín. No me parece que eso sea descabellado, eso le puede ayudar a la Fuerza Pública para mejorar la situación de orden público", dijo el ex ministro.