29 de enero de 2006

Colombia.- Uribe mantiene una amplia ventaja de cara a las presidenciales

BOGOTÁ, 29 Ene. (EP/AP) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, mantiene una amplia ventaja de cara a las próximas elecciones presidenciales que tendrán lugar este año, pese a una serie de recientes tropiezos políticos, indicó una encuesta divulgada hoy.

Uribe se haría con al menos el 57% de los votos en los comicios del 28 de mayo, por encima del 50% requerido para evitar una segunda vuelta, según la encuesta realizada por la firma Napoleón Franco y publicada por la revista 'Semana'.

Tras Uribe, el sondeo reveló que el 15% votaría por el que resulte candidato del Partido Liberal, que podría ser Horacio Serpa, que ya fue segundo en las elecciones pasadas en el 2002.

Empatados en un distante tercer lugar, con solo el cuatro por ciento de intención de voto, están Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá, y quien resultase postulado por la alianza izquierdista del Polo Democrático, probablemente el ex guerrillero y ahora senador Antonio Navarro.

La encuesta, con un margen de error del 3%, le dio a Uribe un 73% de opiniones favorables. El mandatario ha disfrutado de un amplio apoyo de la población desde que asumió en el año 2002 con la promesa de derrotar a los narcotraficantes colombianos y las guerrillas de izquierdas que han hecho a Colombia una de las regiones más violentas del mundo.

El sondeo se realizó entre el miércoles y el jueves, apenas días después de que Uribe se viera a la defensiva por la expulsión de cinco candidatos aliados suyos que aspiraban a la reelección de puestos legislativos, por supuestamente tener vínculos con grupos paramilitares.

Uribe, quien ha sido acusado de ser tolerante con los paramilitares ultraderechistas, rápidamente se distanció de los legisladores, que niegan las acusaciones, y dijo que respaldaba la purga en las listas.

Los problemas continuaron cuando su oficina pidió el 20 de enero a la fiscalía que investigara a Rafael Pardo, un senador y posible rival presidencial, argumentando que contaba con información de que Pardo sostenía reuniones ilegales con rebeldes de izquierdas.

Pero Uribe no pudo sostener la acusación y terminó disculpándose públicamente al senador. Tras los tambaleos, Uribe repentinamente anunció el miércoles que pospondría el lanzamiento de su campaña previsto para hoy.

La popularidad del mandatario fue crucial para convencer al Senado y los jueces de que avalen una reforma constitucional que le permitiera postularse para la reelección, algo que no ocurría en Colombia desde hace dos siglos. Uribe lo justificó diciendo que cuatro años son insuficientes para derrotar los problemas del país.

Aún así, los narcotraficantes se mantienen desenfrenados en Colombia --el más importante productor de cocaína del mundo-- y el principal grupo guerrillero, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), siguen siendo una constante amenaza para el Ejército gubernamental.